Economía

"No se pagará a PDVSA deuda de US$ 37 millones, por ser espuria"

Paraguay considera que una parte del pasivo que Petropar tiene con Venezuela no está respaldada por documentos firmados. Se tomó la decisión de no honrar esa parte de la deuda por combustible.

El propio ministro de Industria y Comercio, Francisco Rivas Almada, dejó sentado que "Petropar no pagará la deuda irregular, espuria, de 37 millones de dólares a Venezuela, por no estar establecido en el contrato con Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA)".

Con esta determinación queda clara la postura de Paraguay, tras la truncada negociación con los enviados de Hugo Chávez. Las autoridades nacionales aseguran que no corresponde abonar los 37 millones de dólares, monto que se originó de la diferencia de las facturaciones de origen de los embarques de combustible, en Chipre, con la de la entrega, en el Río de la Plata.

El secretario de Estado objetó el "interés usurario" que la venezolana PDVSA aplica presuntamente a una parte de la deuda acumulada de la petrolera paraguaya.

"Utilizar un interés usurario no es posible. Si somos amigos y hermanos, tenemos que ser hermanos en todo", señaló Rivas al hacer alusión a la falta de acuerdo entre ambos países, tras dos días de negociaciones para la firma de un nuevo contrato de provisión de combustibles y la reestructuración de las deudas vencidas.

Petropar arrastra una deuda de 269 millones de dólares y el objetivo de la misión de PDVSA, integrada entre otros por Nelson Martínez, director ejecutivo de Petróleos de Venezuela (PDVSA) para América, era definir la forma en que debía amortizarla el Gobierno paraguayo.

Una semana antes, Lugo habló personalmente del asunto con su par venezolano, Hugo Chávez, en el marco de la cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), realizada en Bariloche (Argentina).

Chávez dio luz verde para buscar un acuerdo satisfactorio, pero sus negociadores, que vinieron en Asunción, se mostraron intransigentes.

Conforme el Acuerdo Energético de Caracas, que Paraguay firmó con Venezuela, se contempla un interés de 2% anual, pero no de 18%, tal cual PDVSA quiere aplicar ahora sobre la deuda vencida de Petropar.

Rivas destacó que las negociaciones no están cerradas y que proseguirán cuando la misión venezolana responda a los planteamientos paraguayos, una vez que consulte con las autoridades de Caracas.

Venezuela comenzó a endurecer las condiciones de refinanciamiento de la deuda de Petropar, tras la decisión política del Poder Legislativo nacional de no aprobar la incorporación del país bolivariano como socio pleno del Mercosur. Es más, el Poder Ejecutivo retiró el pedido ante la advertencia de que una mayoría iba a votar en contra, fundamentalmente de Chávez, por sus decisiones en contra de la libertad de prensa y expresión en su país, que generó repudio internacional.

Sector privado denunció que Petropar es utilizado para evadir impuesto en la importación privada de nafta. MIC ya está en antecedente y hará denuncia.

Dejá tu comentario