Sucesos

No se aprende: Víctima denuncia a una jueza por beneficiar al agresor

Una joven denunció a su ex novio por supuesta violencia intrafamiliar, a quien apresaron; pero este consiguió arresto domiciliario y la denunció, a su vez, por lo mismo, mientras la amenaza.

Una vez más, el accionar de un administrador de justicia quedó en entredicho al momento en que debía garantizar protección a una víctima de violencia de género.

Shirley Andrea Gallinar Maciel (19), oriunda de Nueva Esperanza, Canindeyú, dijo ayer temer por su vida, con la medida alternativa a la prisión que la jueza Alcira de Souza Lima otorgó a su ex novio Lino Rubén Villalba Mora, de La Paloma del Espíritu Santo. La joven lo había denunciado por supuestos maltratos físicos y sicológicos.

La joven realizó la denuncia en octubre pasado ante el Ministerio Público, en la unidad del agente Ysrael Villalba, de Salto del Guairá, quien ordenó la detención de Villalba en diciembre. El denunciado no se presentó y fue declarada su rebeldía.

Sin embargo, a pocos días de haberle declarado rebelde, Villalba fue presentado por su abogado en Katueté, ante la jueza Alcira de Souza, quien le otorgó de forma inmediata la medida menos gravosa a la prisión, en violación del artículo modificado 245 del Código Procesal Penal, que prohíbe otorgar medidas por similares hechos, considerando la tipificación como crimen.

CONTRADENUNCIA. Inmediatamente, el 13 de diciembre, Lino Villalba presenta denuncia por violencia familiar, física y sicológica contra Shirley Andrea Gallinar, su ex novia. Según la denuncia, ella le exigía supuestamente que la contratara y que le pagara un sueldo de 1.500 dólares; le insultaba frente a su hijo menor de edad, inclusive le recordó “que hoy en día los derechos de las mujeres son muy fuertes y que ella con una denuncia podía hacerme mucho daño, que nadie iba a creer en mí”.

LA OTRA CARA. Gallinar, sin embargo, muestra pruebas de que, pese a las medidas restrictivas otorgadas por la magistrada, Villalba la seguía amenazando por WhatsApp, mientras viola los horarios establecidos. La joven exhibió mensajes que serían de Villalba donde le dice, entre otras cosas: “Qué lo que te creés, te dije bien que atiendas lo que vas a hacer, conmigo no vas a poder y ahora sí me llenaste en serio, pensaste que a mí me iba a forzar comprarle a una jueza, con una llamada ya solucioné todo”, haciendo una grave afirmación que involucra a la magistrada en un supuesto hecho de soborno.

Para tener en cuenta, en Ypacaraí los pobladores piden el cambio de la jueza Natalia Caballero, que no tomó las medidas necesarias ante una denuncia de violencia hecha contra Epifanio Borja. El caso terminó en tragedia, ya que el hombre tomó represalias incendiando su casa y como consecuencia murieron él, su esposa y una de sus hijas.

Embed

Dejá tu comentario