Editorial

No repetir la pesadilla de una ola de contagios por Covid-19

Hace casi un año el país comenzaba a vivir un tipo de pesadilla nunca antes conocida. A pesar de que ya nos encontrábamos en medio de una pandemia, el encierro, las restricciones, los cuidados sanitarios y la responsabilidad de la población en el lavado de manos, distanciamiento y uso de tapabocas colaboraron para que no se iniciara el contagio masivo. Pero cuando el pico de contagios llegó, arrasó con todas las esperanzas de la gente. Es oportuno recordar aquellos días precisamente en este momento en que se han relajado los cuidados y la cifra de contagios ha comenzado a subir nuevamente. La ciudadanía debe volver a cuidarse, y debe, particularmente, acudir a los vacunatorios, esas son las únicas dos alternativas para evitar repetir la pesadilla. No podemos permitir un nuevo colapso de nuestro sistema de salud, debemos cuidarnos, cada vida cuenta.

Los reportes actuales del Ministerio de Salud Pública se tornan cada día más preocupantes. Y es también evidente que las personas más expuestas son las que no han recibido la vacuna contra el Covid-19. De modo que el mensaje que en este recién inaugurado año no debemos cansarnos de repetir es: ¡A vacunarse!

Las internaciones han aumentado muy notoriamente en los últimos días, tanto en el Hospital Nacional de Itauguá como en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram); de modo que ante esta nueva situación los centros de referencia volvieron a destinar camas de polivalentes a contingencias respiratorias. Las autoridades informaron que también han aumentado las consultas por casos sospechosos y se registra un alto porcentaje de positivos, mayormente en personas no vacunadas. Este repunte masivo se da y era prácticamente un hecho previsto tras las fiestas de fin de año y las vacaciones.

La directora del Hospital Nacional, Yolanda González, explicó que en consultorio se reciben entre 50 y 70 pacientes diarios con cuadros respiratorios sospechosos, a todos ellos se les practica el hisopado y los resultados dan un 30% de positivos, “la mayoría no vacunados” compartió la profesional.

En cuanto al Ineram, su director, Dr. Felipe González, puntualizó que crece la preocupación con la llegada de más ingresos en la Unidad de Terapia Intensiva, aunque actualmente todavía quedan camas en cuidados intensivos. El promedio de personas internadas era de 22 hasta antes de la Nochebuena, pero ese número creció a 40 en una semana, lo cual representa un 100%. Este hospital también tiene una alta demanda de polivalentes.

En el Hospital Nacional la atención se está centrando en los no vacunados, con excepción de los pacientes con patologías de base graves, señaló la directora del nosocomio. “Nuestro tema son los no vacunados, quienes les contagian son sus familiares, hay que cuidarse, cuidar a nuestra familia”, señaló.

Se presume que los datos actuales reflejan las aglomeraciones que se dieron en las celebraciones de la Virgen de Caacupé, por lo cual es natural suponer que se tengan más datos preocupantes ahora que hemos superado las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

Pese a las cifras actuales, el director del Ineram no pierde la esperanza cuando sugiere que, con mesura y una campaña de concienciación, se puede aún evitar un contagio masivo. “Estamos a tiempo de disminuir esos contagios”, sostiene.

Por todo esto, es el momento de insistir en los cuidados y sobre todo en la vacunación masiva de la población. La ciudadanía debe volver a cuidarse, y debe vacunarse, ya que son las únicas dos alternativas para evitar repetir la pesadilla que vivimos a mitad de año. El país ya no puede permitirse repetir el colapso de su sistema de salud.

Es momento de hacer memoria de aquellas horas aciagas, cuando el sistema de salud estaba colapsado, sin camas disponibles en Terapia Intensiva, sin medicamentos y cuando el acceso a atracurio y midazolam, los costosos medicamentos esenciales para los pacientes internados en Cuidados Intensivos, dependían de una rifa o una pollada solidaria. Por los más de 16.000 muertos por Covid, por todos aquellos que no alcanzaron a vacunarse debemos redoblar los esfuerzos y comprometernos para superar esta crisis.

Dejá tu comentario