Arte y Espectáculos

No hay políticas para el festejo del bicentenario patrio

'Es urgente que el Gobierno paraguayo, las universidades y las instituciones del sector privado que trabajan en el ámbito cultural aúnen sus esfuerzos en la gestación de un proyecto mínimo', señala el historiador Hérib Caballero Campos en el Correo Semanal. IMAGEN: Casa de la Independencia

Viernes/14/Marzo/2008

Por Hérib Caballero Campos

Historiador

***

A tan sólo tres años de la conmemoración del Bicentenario, el país se encuentra huérfano de un proyecto que congregue a todas las instituciones que pudieran contribuir en un programa de actividades que permitan celebrar dignamente el Bicentenario de la Independencia Paraguaya.

El Centenario en 1911 no pudo ser conmemorado debido a la inestabilidad política. En la actualidad, el Bicentenario es postergado por las urgencias del día y la falta de una visión a largo plazo que supere las divergencias políticas de índole partidaria.

Dicho programa conmemorativo no debe estar orientado tan sólo a la recordación del proceso iniciado en 1811, sino que debe además contribuir para que los paraguayos del siglo XXI miremos el presente y construyamos un futuro, basados en los principios de libertad e igualdad.

Mientras en los países de la región se iniciaron los preparativos años atrás, en Paraguay se ha pospuesto hasta último momento la creación de un ente que coordine las acciones y provea los fondos necesarios para la conmemoración.

A través de la prensa, hemos leído las opiniones de referentes de la cultura que manifestaban la necesidad de un programa mínimo o formulaban propuestas al respecto. Pero dichos planteamientos han caído en saco roto, o han sido olvidadas en algún cajón.

Reuniones académicas

A continuación presentamos una breve pero significativa muestra de los diversos congresos, jornadas y encuentros organizados en el mundo académico americanista, para reflexionar sobre la independencia en ambas márgenes del Atlántico.

Dichas reuniones pretenden analizar y aportar matices a la interpretación de un proceso que fue complejo y sumamente significativo para el mundo.

Los mencionados eventos tienen por punto común la intención de los científicos sociales de reflexionar desde distintas perspectivas sobre el proceso que, en menos de veinte años, desintegró al imperio español en América y permitió el surgimiento de quince estados nacionales.

Del 25 al 28 de marzo se desarrollará el Cuarto Congreso Internacional Doceañista 1808-1812: los emblemas de la libertad, organizado por la Universidad de Cádiz, y pretende analizar los símbolos y los discursos que alentaron a la lucha revolucionaria, discutiendo sobre: el discurso patriótico; los ritos de la representación del poder; la iconografía del poder; el juramento revolucionario; la fiesta patriótica; los mitos de la Guerra de la Independencia; el nuevo vocabulario político; América, el grito de la libertad.

A fines de agosto en los Países Bajos sesionará el XV Congreso de la Asociación de Historiadores Latinoamericanistas de Europa, con el tema central Transformaciones de la cultura política del Monarquismo al Republicanismo: Actores colectivos y Actos preformativos.

Para el 17 al 20 de septiembre la Comisión para los Festejos del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución Mexicana convoca a historiadores y a científicos sociales a un Congreso Internacional en el que se discutirán aspectos como transformaciones sociales, cultura y pensamiento, economía y finanzas, historia de la política y de lo político, y la historiografía con respecto a la Independencia Mexicana y a la Revolución Mexicana de 1910.

En el Puerto de Veracruz sesionará, entre el 25 y el 28 de noviembre, el V Congreso: Los Procesos de Independencia en la América Española, organizado por la Universidad Veracruzana, el Instituto José Luis Mora, el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México y la Universitat Jaume I de España. En el mismo se debatirán los diversos aspectos relacionados con los doscientos años del inicio de la crisis de la monarquía hispánica. Este congreso sesiona desde 1999.

Por su parte, la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe, la ADHILAC, organiza un Taller Internacional sobre "Revoluciones e Independencia en la Historia de América Latina y el Caribe", entre el 9 y el 12 de diciembre, en La Habana. En dicho taller se tratará la Revolución Española de 1808, la lucha independentista latinoamericana, la Revolución Mexicana y la Revolución Cubana. Desde la perspectiva de la historiografía, de los actores sociales que participaron, así como la enseñanza de la historia del proceso emancipador y las valoraciones del mismo en el marco del Bicentenario.

Necesidad urgente

En vista al poco tiempo que resta para el 2011, es urgente que el Gobierno paraguayo, las universidades y las instituciones del sector privado que trabajan en el ámbito cultural aúnen sus esfuerzos en la gestación de un proyecto mínimo de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia Paraguaya.

Dicho proyecto debe ser implementado a la brevedad posible, pues postergarlo un año más restaría oportunidades relevantes para reflexionar, discutir y celebrar el Bicentenario entre los años 2011 y 2013.

***

OTROS TEMAS DEL CORREO SEMANAL:

* San Fernando: La historia en escena

La obra dramática de Alcibiades González Delvalle es una excelente opción para aprender una etapa oscura de nuestra historia, que sigue repitiéndose sin que hayamos aprendido de ella. Por Nelson Aguilera.

* Umbral de Palabras: Vicente Lamas. Poemas de este escritor y periodista de delicada pluma.

* El fuego sacro de la pasión y el arte vivo de Tañarandy

La celebración de la Semana Santa a lo yma en Tañarandy se realiza desde hace 17 años; es un mágico ritual que condensa arte, tradición y fe cristiana. Por Ana Strahm.

* Víctor Rondón.

Una entrevista al musicólogo chileno, Víctor Rondón, profesor invitado al V Festival de Música Barroca, organizado por UniNorte. Por César González Páez.

Dejá tu comentario