Nacionales

"No es ningún blanqueo, ni ninguna protección", afirma Fridmann luego de salvarse de la expulsión

El senador colorado Rodolfo Friedmann se defendió diciendo que el rechazo de la pérdida de su investidura no es ningún blanqueo ni ninguna protección especial.

Rodolfo Friedmann, senador oficialista procesado por presuntos hechos de lavado de dinero, administración en provecho propio, asociación criminal y cohecho pasivo, señaló que no fue protegido por la Cámara de Senadores, que este martes rechazó el pedido de pérdida de investidura en su contra, así como los de Javier Zacarías Irún y Sixto Pereira.

"No es ningún blanqueo ni ninguna protección. Es la aplicación del artículo 201 de la Constitución Nacional porque con esa tesis nosotros tendríamos que sacarle, si vamos a usar un pacto y una mayoría para perseguir, que nunca lo hicimos, hoy teníamos que expulsar al senador Fidel Zavala", afirmó.

Continuó: "Si vamos a hablar de imagen, de moralidad, de vergüenza en el Senado de la Nación, tenemos un colega que no le pasa un vaso de leche o un plato de comida a un hijo no reconocido. Si vamos a hablar de que el senador usó su influencia para esto o lo otro lo hubiésemos echado".

Nota relacionada: Friedmann y Marly ya tienen fecha para la audiencia preliminar

Sobre las acusación en su contra, dijo que "no se habla de lesión de confianza, no se habla de sobrefacturación, no se habla de obras fantasmas, absolutamente", informó NPY.

Asimismo, mencionó que los fiscales Francisco Cabrera y Omar Legal están procesados por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) y son los que llevan los casos políticos. "Eso está en la Justicia y el Poder Judicial lo va a resolver en su momento. Nosotros aquí estamos para juzgar el art. 201 de la CN", insistió.

Aseguró que si existiese un fallo en su contra, sí es una causal de la pérdida de investidura y que ese sería otro escenario.

También puede leer: En "sesión de lavandina" rechazan pedidos de pérdida de investidura de Zacarías Irún, Friedmann y Sixto Pereira

Friedmann admitió que la pérdida de investidura siempre fue una herramienta de una mayoría coyuntural. "Siempre fue político y mal utilizado en muchas oportunidades políticamente, y no debería de ser así porque podemos alterar, de hecho ya lo hicimos, alterar la Cámara de Senadores por cuestiones muy lejanas a lo que dice el artículo 201 y no debería de ser así", lamentó.

Manifestó que se debería reglamentar y dejarse bien claro el hecho para no entrar en malas interpretaciones, aunque hizo un mea culpa reconociendo que lo "utilizamos en algún momento para cuestiones políticas y no tiene que ser así".

Además de Friedmann, este martes se salvaron de la destitución el senador Javier Zacarías Irún, imputado por declaración falsa, y Sixto Pereira, del Frente Guasu, a quien se le acusa por un supuesto pedido de coima con relación a una propiedad en litigio judicial.

Dejá tu comentario