Opinión

No es la forma...

Miguel H. López – Miguel H. López | En TW: @miguelhache

La frase que antecede es una de las expresiones más sintéticas y malparidas para justificar la represión. Es la esencia del conservadurismo y de la defensa del statu quo, de los crímenes de lesa patria y de la vigencia de todo aquello que defiende lo que atenta contra el bien y buen vivir, la libertad integral y la autonomía de personas, espacios y vidas. Y es justamente la fórmula que usan los miembros de la Comisión Directiva del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de San Roque González - Tavapy para desacreditar y “repudiar enérgicamente” el calendario de desnudos artísticos de protesta que produjeron los miembros del pelotón para recaudar recursos ante las innumerables carencias del cuartel y, al mismo tiempo, para evidenciar la falta de interés y asistencia de las autoridades propias y las del Estado.

A contrario sensu del apoyo generalizado de la acción y medida entre el público, las redes y los medios periodísticos, los que en teoría dirigen la agrupación, de intermitente presencia, aparte de atacar la medida que pone en evidencia inacciones e incapacidades, recurren también a la vieja fórmula expresiva represiva: “Atenta contra la moral y las buenas costumbres del pueblo” porque constituyen “hechos de exhibicionismo”.

Posiblemente el comandante del pelotón, que apoya a sus dirigidos, y los bomberos voluntarios participantes de la protesta serán sometidos a sumario y/o sancionados en distintos grados. El discurso que atraviesa el comunicado de ‘repudio’ refuerza esta posibilidad, porque además la protesta gráfica es calificada de “una falta de respeto a la Comisión Directiva” y porque “no es la forma, hay otro mecanismo que debían haber utilizado”. Justamente en este caso, y aunque los reclamos radicales precisamente no consisten en presentar notas en mesa de entrada, sino en ejecutar acciones directas, los hoy puestos bajo la lupa hicieron saber sus necesidades a sus autoridades, recibiendo respuestas sin respuestas.

El enojo está claramente expresado en el comunicado, aunque no lo hayan querido así. La doble moral y la corrupción en acciones e inacciones son las lesionadas o puestas en evidencia, y es eso lo que molesta. El desnudo, que no muestra zonas “pudendas”, que podrían “ofender” a eventuales pacatos sectores de la sociedad, es un pretexto.

A veces, sin ir más lejos, lo que molesta es que estas protestas simplemente les pudren algún negocio o relación de conveniencia...

Esta misma actitud que se ve en la sociedad bomberil de San Roque González - Tavapy es la repetición de un modo de ser y de actuar de innumerables generaciones de autoridades de toda laya y sectores –desde los poderes del Estado, pasando por las direcciones de las empresas hasta las comisiones vecinales– para frenar cualquier cambio de situación. Ya ni hablamos de modificación de paradigmas o de reformas más o menos profundas.

Entonces es cuando debemos señalar que existen hechos que sí son violentos, obscenos e inmorales que ni inmutan ni mueven a estas mismas “sensibles” autoridades. La pobreza, la miseria, la población hambreada, el desempleo galopante, la explotación laboral, la destrucción de la naturaleza, los agrotóxicos, el modelo extractivista que está fundiendo la tierra, etc., etc. No. Ante estos hechos verdaderamente criminales, hacen la vista gorda.

Lo de los bomberos, a quienes el Estado deja en bolas, como dice el calendario, es apenas una muestra de la situación del resto del país al que cuando protesta le dicen que esa no es la forma...

Dejá tu comentario