País

No descartan que pueda haber una segunda ola de coronavirus

ALERTA. Especialista afirma que los relajos dentro de reuniones familiares son propicios para el contagio del virus.

Debido a la alta tasa de contagios y personas fallecidas por Covid registrada en el país, el doctor Tomás Mateo Balmelli, médico infectólogo, comentó que todas aquellas actividades que no sean esenciales implican mayor riesgo para contraer coronavirus. Además instó a aferrarse a las medidas, ya que puede darse una segunda ola del virus.

“Las reuniones sociales no se deben realizar aunque estos sean familiares o amigos, da una falsa percepción de seguridad. Al estar en un núcleo de personas conocidas se relajan y dejan de lado las medidas sanitarias como las de distanciamiento social, el uso de tapabocas. El mayor número de contagios se han dado en encuentros sociales por personas que no tomaron los recaudos necesarios como la utilización de tapabocas, el distanciamiento y de compartir los mismos utensilios”, resaltó.

Manifestó que en el núcleo familiar es difícil utilizar tapabocas en la vida cotidiana. “Lo que tenemos que hacer en estos casos es ventilar los ambientes cerrados principalmente con aire natural y aislarnos de nuestros familiares de riesgo. Uno puede contagiarse siempre por ejemplo, al estar hablando con una persona que esté con un proceso infeccioso activo, la carga infecciosa es de 1.000 partículas, uno al hablar elimina 200 partículas por minuto, es decir, en 5 minutos si uno no toma el distanciamiento social y no usa el equipo de protección puede llegar a contagiarse”, explicó el especialista.

Comentó también que existe el contacto indirecto que se da a través de superficies lisas que al ser infectadas, estas gotas tienen un peso específico. “Uno puede venir y tocar esa superficie, esos objetos y llevarse la mano a la conjuntiva ocular, nariz o boca, al frotarse los ojos, se produce pequeñas lesiones en la conjuntiva ocultar y el virus del Covid puede ingresar a través de la misma. También se puede contagiar al compartir utensilios como ser bombillas de tereré o vasos etc., por lo tanto tenemos que tener un control estricto en la utilización de objetos en forma individual”, puntualizó.

El profesional destacó que la ciudadanía realiza un esfuerzo y es más consciente debido al gran contagio comunitario.

“La gente ve diariamente el porcentaje de infectados, el incremento del número de fallecidos y de alguna u otra forma las personas están intentando aplicar dentro de sus posibilidades las medidas sanitarias. Siempre hay un pequeño grupo que son la excepción en la regla y sobre ese grupo restante debemos trabajar porque aquí se tiene que hacer un esfuerzo mancomunado de todos juntos para enlentecer la transmisión del virus y poder achatar esa curva que hoy tenemos en estadío de meseta”, aseveró.

El pico

“No podemos hablar aún de que llegamos al pico una vez que lo pasamos, esto va a ser cuando veamos en forma persistente disminuir el número de infectados en forma diaria. Creo que sí estamos en la parte alta de una meseta, tenemos que aguantar unas 5 semanas más y esto va a comenzar a declinar en forma lenta y paulatina”.

Aseveró que se puede dar una segunda ola como ocurre en varios países. “Aún debemos enfrentar un gran reto que va a ser el de levantar la contingencia, y muy probablemente el reinicio de clases escolares para el año que viene, debe haber un protocolo muy estricto. Nos queda mucho por transitar en este brote pandémico”, concluyó.

Embed




Dejá tu comentario