Nacionales

Niño se asfixió con semilla de mandarina y se salvó "de milagro"

Un niño de apenas 2 años, de la ciudad de Concepción, se asfixió con una semilla de mandarina, que ingirió accidentalmente mientras comía la fruta. El médico que lo atendió dijo que el pequeño, que evoluciona favorablemente, se salvó "de milagro".

El neumólogo Carlos Morínigo, quien asistió al niño de 2 años, informó que la asfixia fue causada por una semilla de mandarina que se alojó en el pulmón (lado derecho) del pequeño.

El niño comenzó a tener una tos intensa, lo que llamó la atención de la madre, que se percató de que su hijo rápidamente se puso morado y casi no respiraba. Lo llevó de urgencia al Hospital Regional de Concepción, de donde son oriundos.

Al llegar, los médicos confirmaron que el pequeño había hecho un paro respiratorio, por lo que tuvieron que reanimarlo e intubarlo. Rápidamente ordenaron que sea derivado al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), en Asunción, donde está evolucionando favorablemente.

mandarina.jpg
La semilla causó un el menor de edad un grave caso de neumonía.
La semilla causó un el menor de edad un grave caso de neumonía.

Morínigo contó a Última Hora que tuvo que realizar una broncoscopía de urgencia y que el pequeño se salvó de morir “de milagro”.

“Probablemente eran de ahí cerca nomás (hospital de Concepción), porque si no, moría esa criatura”, alertó.

Le puede interesar: Virus sincitial respiratorio: ¿Qué es y cómo prevenirlo?

Detalló que durante el procedimiento, la semilla se movió al otro pulmón, lo que pudo haber sido fatal, ya que le causó un cuadro de neumonía.

“Fue una situación gravísima, pero el niño está bien y recuperándose en terapia intensiva”, manifestó.

Aseveró que durante todo el procedimiento el paciente estuvo con asistencia respiratoria artificial, porque ya no respiraba por sí mismo.

Relacionada: Instan a no consumir bebidas alcohólicas frente a los hijos

Insistió en que los niños y niñas de hasta los 5 años de edad no deben consumir alimentos que contengan semillas. También recomendó que los adultos a cargo estén pendientes que los mismos coman sentados y tranquilos.

Recordó que las semillas pueden tener (en promedio) entre tres y 10 milímetros, mientras que el diámetro de la tráquea de los pequeños y pequeñas de 1 a 6 meses de vida mide de cinco a seis milímetros; de 6 a 18 meses mide seis a siete milímetros; de 1 y medio a 4 años, siete a ocho milímetros, y de 4 a 6 años, ocho a nueve milímetros.

Enfatizó que antes de darle este tipo de frutas a los chicos, que aportan muchos nutrientes para los que están en crecimiento, se debe extraer las semillas y no darles a los niños y niñas las frutas enteras.

Dejá tu comentario