Mundo

Niña de 5 años podrá usar aceite de cannabis en una escuela de California

A Brook Adams, una niña de 5 años, el tribunal administrativo de la Corte del estado California, en Estados Unidos, le permitirá llevar a la escuela su medicina basada en el cannabis, mientras siga asistiendo a clases con otros estudiantes de su edad.

El tribunal que dio el fallo el viernes de la semana pasada anunció que Brooke Adams, de 5 años, podrá llevar a la escuela su medicina hecha a base de cannabis. La pequeña asiste al jardín de infancia en Santa Rosa de California y su historia se compartió a través de CNN en español.

La niña padece el síndrome de Drave, una forma grave y rara de epilepsia, la cual provoca fuertes convulsiones que son impredecibles, frecuentes y pueden hasta causar daños graves si no se tratan rápidamente. El aceite de cannabis es la única medicina que puede controlar todos estos síntomas.

Brooke usa el aceite de la cepa CBD como medicamento preventivo y aceite de THC para las convulsiones de emergencia. Ella no puede funcionar sin él. Al menos, eso testificó a su favor el médico de su familia, quien se encarga de atenderla, comentaron varios medios locales de Norteamérica.

Nota relacionada: Aceite de cannabis de producción local se lanza al mercado

De escuela privada a pública

Al principio, la niña iba a una escuela privada del Distrito Escolar Rincon Valley Union, que le cubría las clases, con una enfermera vocacional, quien la podía acompañar al autobús y a clases, con su medicación de rescate.

Pero cuando los padres de Brooke decidieron cambiarla a una escuela pública, tuvieron que llevar al distrito a la Corte porque se negaron a ubicarla en otra escuela y, por ende, le denegaron el acceso a un autobús escolar, debido a que no contaban con autorización legal para que ella pudiera tener el aceite de cannabis dentro de la casa de estudios.

Nota relacionada: Medicina sin prejuicios

Embed

Entonces, la niña de 5 años tuvo que recibir clases desde su casa, con la enfermera que la asistía, mientras su caso era tratado en la Corte de California.

El tribunal falló a su favor y determinó que tanto la enfermera como la niña estaban dentro de los parámetros de la Ley de Uso Compasivo de California y la Ley del Programa de Marihuana Medicinal del 2003. Con base en estas leyes, indicaron que los pacientes calificados pueden tener la medicina con ellos en el autobús y en la escuela.

Según CNN, Brooke no es la primera niña que se topa con un distrito escolar preocupado por la legalidad de la medicina. Colorado, Maine, Nueva Jersey y el estado de Washington permiten que algunos estudiantes usen marihuana medicinal en la escuela.

Cannabis medicinal en Paraguay

Mientras tanto, el contexto en Paraguay es otro, aquí todavía luchan por la legalización de la marihuana medicinal, principalmente las familias que conforman la organización internacional Mamá Cultiva.

Si bien ya está permitida la comercialización del aceite de cannabis, a través del Laboratorio Lasca, el medicamento comercializado no contiene las mismas propiedades que la planta en su estado natural y sirve solamente como suplemente vitamínico, declaró Juan Köhn Gallardo, del Instituto Paraguayo del Cannabis, en otra publicación del medio.

Incluso, Édgar Martínez Saccoman fue condenado a dos años y medio de cárcel por producción de aceite de cannabis, el cual era utilizado por personas enfermas, en su mayoría crónicos y terminales. Su defensa ante los tribunales, todavía busca la forma de sacarlo de la cárcel con recursos legales.

Nota relacionada: Otorgan arresto domiciliario a Martínez Sacoman

Dejá tu comentario