Nacionales

Nicanorismo habla de "atentado" y fiebre amarilla se expande en el país

Dos caras de una misma moneda. Mientras el entorno del jefe de Estado, se muestra preocupado por un supuesto "atentado" contra Nicanor Duarte Frutos, a menos de 15 kilómetros de Asunción, pobladores del barrio Laurelty continúan en pie de guerra reclamando ser vacunados contra la fiebre amarilla.

Viernes/15/FEBRERO/2008

Mientras allegados al jefe de Estado, Nicanor Duarte Frutos, se preocupan en buscar responsables de lo que ocurrió el jueves último en el Comando en jefe, cuando éste bebió un trago de agua que contenía acido muriático, cientos de pobladores del barrio Laurelty no consiguen ser inmunizados masivamente contra la fiebre amarilla.

A pesar de que el Ejecutivo declaró este mediodía Estado de Emergencia Nacional, por 90 días ante la fiebre amarilla, el presidente y las autoridades sanitarias siguen siendo los más cuestionados por la ciudadanía ante la negativa de realizar una masiva vacunación en San Lorenzo.

El Estado de Emergencia Nacional, tampoco soluciona la problemática existente en el país, debido a que lo que más reclama la población es la vacunación masiva que a pesar de esta disposición la misma no se llevará a cabo por carecer de dosis contra la enfermedad.

Mientras las autoridades sanitarias siguen insistiendo en que sólo vacunarán a las personas que residan en zonas consideradas endémicas, los casos sospechosos de la enfermedad aumentan diariamente.

Hasta la fecha, existen cinco casos sospechosos de fiebre amarilla, a los que deben sumarse otros 3 posibles casos registrados en Santaní, y uno más en San Lorenzo.

Dejá tu comentario