Nacionales

Nicanor reconoce la derrota del Partido Colorado

El presidente Nicanor Duarte Frutos asumió la derrota del Partido Colorado en las presidenciables, aunque no reconoció explícitamente la victoria del opositor fernando Lugo. Solo se remitió a hablar de "un revés electoral", prometió que el traspaso del poder sería pacífico y no quiso hablar de su responsabilidad en el resultado adverso para su partido.

21:55 | Domingo|20|ABRIL|2008

Durante la conferencia de prensa desarrollada en Mburuvichá Róga, el mandatario defendió a la Justicia Electoral, altamente sospechada de irregular y de preparar un descomunal fraude a favor del coloradismo. Asimismo anunció que será férreo crítico dentro del proceso que se abre en el país tras la caída del Partido Colorado tras 61 años de gobierno ininterrumpido.

"Tuvimos un revés electoral", alegó Duarte Frutos y expresó que la derrota así como la victoria son provisionales en la democracia, parafraseando al nóbel de literatura, José Saramago.

Dijo que no era momento de hablar de responsabilidades en la derrota del Partido Colorado y al final de su alocución reconoció lacónicamente que "las tendencias marcan una clara victoria de la Alianza Patriótica para el Cambio", aunque no del triunfador el ex obispo Fernando Lugo.

Durante gran parte de su introducción, el mandatario habló del gesto cívico del pueblo paraguayo y realzó el "espíritu de tolerancia, camaradería y profunda fe en las instituciones republicanas en el futuro del paraguay".

"A partir de este momento voy a colaborar activamente para que el traspaso del poder, se realice en un marco pacífico, de entendimiento y de espíritu de comprensión que es lo que espera de nosotros los paraguayos", alegó Duarte Frutos.

Sobre el resultado en las urnas se remitió a explicar que tuvieron "un revés electoral y agradezco a cada colorado y a cada paraguayo que ha confiado en nuestras banderas, en nuestras propuestas y sobre todo en nuestro trabajo"

Anunció su total respaldo al proceso "que iniciaremos oportunamente con la oposición" y que "el coloradismo va a luchar con firmeza, con entereza, por la reconstrucción serena de nuestra patria desde la oposición. Seré un combatiente en esa lucha. Seré un crítico tenaz, empecinado e insobornable, sea cuales fuesen las circunstancias, en el futuro, para que muy pronto el coloradismo regrese al poder".

En otro momento, el presidente saliente que deberá entregar el mando a Lugo el 15 de agosto próximo, explicó que lo que está ocurriendo en Paraguay es habitual en las democracias y que "aunque muchos crean que este episodio puede generar alteraciones en la vida pública ciudadana, como presidente y presidente con permiso del Partido Colorado, por primera vez en la historia política paraguaya se producirá un traspaso de un partido a otro sin derramamiento de sangre, sin golpes de estado".

Dejá tu comentario