Mundo

MWC de Barcelona cerró con éxito su edición, con la mirada puesta en 5G

El Congreso Mundial de Móviles (MWC), la mayor feria de tecnología móvil del mundo, cerró su decimotercera edición, que fue exitosa en todos los frentes y en la que la llegada del 5G y las aplicaciones industriales de la nueva tecnología se erigieron en protagonistas.

EFE

La patronal GSMA, organizadora del congreso y que lidera John Hoffman, calificó de exitosa en todos los frentes la edición de 2018, si bien el congreso no pudo batir un nuevo récord de participación al congregar a 107.000 profesionales —en 2017 fueron 108.000— procedentes de 205 países, más de la mitad de ellos ejecutivos de primer nivel.

El MWC volverá a Barcelona el año que viene, del 25 al 28 de enero, según anunciaron los responsables del salón.

Para el consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López, el eje de la edición 2018 del Mobile ha sido el compartir los beneficios que aportan el 5G y la inteligencia artificial para lo sociedad y para la digitalización de sus industrias.

“Entendemos que al usuario final le gusta ver el dispositivo, y vendrá. Vendrá probablemente el año que viene”, dijo el directivo, para quien en 2019 empezaremos a ver lo que al usuario final le encanta, es decir, cómo van a ser los nuevos dispositivos con inteligencia artificial basados en 5G. Y es que la revolución de 5G, que en 2025 se espera que sea usada por dos tercios de las conexiones móviles del mundo y cuya primera red comercial se prevé para este mismo año, centró este año todas las miradas.

El consejero delegado de Ericsson, Börje Ekholm, destacó en el congreso la necesidad de que los Gobiernos faciliten un nuevo espectro radioeléctrico disponible, sobre todo en las bandas medias y altas, de cara al despliegue del 5G.

La quinta generación móvil revolucionará la forma en que nos comunicamos al incrementar la velocidad y la cantidad de dispositivos que pueden conectarse al mismo tiempo.

Ericsson presentó una demostración del un proyecto donde con la combinación de inteligencia artificial, robótica, machine learning y redes de nueva generación se consigue una fábrica más eficiente en costes.

Telefónica, por su parte, mostró a través de un brazo robótico de RobotPlus cómo la tecnología 5G garantiza que los procesos críticos en la cadena de producción, como puede ser el control de los robots industriales o tareas de alta precisión, tengan una conectividad inalámbrica excelente y una mínima latencia (tiempo de respuesta de la red).

Más de 2.400 empresas, un centenar más que el año pasado, mostraron sus últimas novedades en un salón que arrancó y ocupó 120.000 metros cuadrados de exposición.

Los usos industriales y empresariales de las nuevas tecnologías se abrieron paso este año y llegaron a comerles el terreno a los móviles, que durante varias ediciones fueron los líderes indiscutibles.

Dejá tu comentario