Turismo

Museo Maestro Fermín López, reliquia cultural de Villarrica

Richart González Por Richart González

Una de las estructuras consideradas como reliquia cultural de la ciudad de Villarrica, Departamento del Guairá, es el Museo Maestro Fermín López, que alberga la historia de la ciudad andariega, que anteriormente funcionaba como una institución educativa.

La atracción principal constituye el propio edificio, que se había construido en el año 1842 para una escuela, y a partir del año 1850 tuvo las primeras clases, su primer maestro fue don Fermín López, quien era soldado, pues se convirtió en uno de los combatientes durante la Guerra contra la Triple Alianza, había llevado en aquel entonces a algunos adolescentes que estaban bajo su maestría en Villarrica para pelear en el campo de batalla. López murió en Piribebuy en el año 1869.

Este museo es un verdadero espejo cultural de Villarrica, ya que en él se encuentran varios rasgos históricos que tienen que ver con la evolución de esta ciudad, sus hombres más importantes en las letras y artes, siendo el principal referente el gran poeta Manuel Ortiz Guerrero, y en las letras varios hombres, como Ramiro Domínguez.

Asimismo, se encuentran instrumentos de grandes artistas guaireños como don Germán Bogado, un artista y compositor, especialista en bandoneón. En este museo, hay un instrumento antiguo que él utilizó en grandes conciertos y que hoy en día es una verdadera reliquia.

OBJETOS ÚNICOS. En el museo también se puede encontrar una canoa antigua que data del año 1600, que fue hecha del árbol de un timbó, que fue hallado de forma accidental, enterrado en la cordillera del Ybytyruzú y había sido donado por la Azucarera Friedmann.

Por otra parte, se cuenta con un rincón del famoso poeta guaireño Manuel Ortiz Guerrero, en donde se encuentran sus obras, retazos, manuscritos del poeta, un libro de su colección completa, cuadros, además de una silla que él usaba.

También se pueden observar muebles de distintas épocas, armas de guerra, utensilios de la caballería, de jinetes, prensas de hierro y de madera, muestras de la imprenta local en donde se fabricaba uno de los diarios de Villarrica que funcionaba durante la Guerra, finalizó su edición en los años 70, entre varios otros elementos de aquella época.

Jorge Arturo Legal, jefe del departamento de Educación y Cultura de la Comuna, dijo a Última Hora que la gente debería aprovechar más este patrimonio, que contiene objetos históricos muy interesantes que se pueden ver y palpar.

Comentó que el lugar recibe a visitantes de varios puntos del país, principalmente a estudiantes, y acostumbran pasar por allí turistas europeos y americanos. El museo se encuentra en el centro de Villarrica, detrás de la Catedral Espíritu Santo. El horario de atención es de 7.00 a 17.00.

Dejá tu comentario