Nacionales

Mujeres palestinas visitan Paraguay para conocer lucha de trabajadoras domésticas

La Sociedad de Escuelas de Madres (Mothers School Society – MSS), una organización no gubernamental que trabaja en Palestina, visitó Paraguay con el objetivo de conocer los procesos y avances de la lucha de las mujeres en Paraguay.

La delegación de mujeres de Palestina de la Sociedad de Escuela de Madres, que trabaja desde 1999 para educar a madres y empoderar a las mujeres marginadas y excluidas en su país, llegó hasta Paraguay por medio del Fondo para la Igualdad de Género (FIG) de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres).

La visita se realizó con el fin de conocer los procesos y las estrategias que las mujeres paraguayas, específicamente las trabajadoras domésticas, llevaron adelante para conseguir la igualdad salarial y el respeto de sus derechos laborales.

El intercambio de experiencias fue efectuado entre el MSS y el Centro de Documentación y Estudios (CDE), ya que esta organización enfoca parte de sus trabajos a los estudios de la mujer, la sociedad y las relaciones de género en Paraguay.

Las mujeres representantes que llegaron desde Palestina fueron Majida Al Massri, presidenta del MSS, ex ministra de Asuntos Sociales y actual miembro del Consejo Nacional de Palestina Somaya Aslana y presidenta de la Junta Directiva de MSS, Shahira Afana, coordinadora de Proyectos de MSS.

Esta delegación estuvo acompañada de Inas Margieh, coordinadora de Programas de la Oficina de ONU Mujeres en Palestina; Rana El-Houjeiri, responsable de Programas de los Países árabes del FIG de ONU Mujeres; y Elimane Bousso, consultor de Programas del Secretariado del FIG.

Mujeres Palestinas
<p>Somaya Aslan, Rana El-Houjeiri y Shahira Afana. </p>

Somaya Aslan, Rana El-Houjeiri y Shahira Afana.

En cuanto a la experiencia paraguaya, las activistas –Afana y Aslana– refirieron a Última Hora que les interesó mucho conocer cómo las mujeres trabajadoras domésticas del país construyeron alianzas, revisaron las legislaciones discriminatorias y trabajaron con los actores políticos para obtener logros en el sector.

“Una de las cosas que nos llamó mucho la atención es la perseverancia y la organización de trabajadores domésticas en todo el proceso y entendemos que ese proceso es el que tenemos que trabajar con el grupo de mujeres que apoyamos para que lideren el cambio”, destacó Afana.

Lea más: Día de las Trabajadoras Domésticas, una lucha con avances en la ley

Las mujeres del MSS reconocieron que existen muchos desafíos para llevar adelante este tipo de cambios, no solo en Palestina, sino también en otros países. Sin embargo, resaltaron que para la organización árabe es posible afrontar los retos con las acciones que llevan adelante.

Por su parte, la representante del FIG de la ONU, Rana El-Houjeiri, informó que la organización realiza este tipo de intercambios con las organizaciones de diferentes países a fin de comentar sobre sus experiencias y su involucramiento dentro de las comunidades.

El FIG se lanzó en 2009 para acelerar los compromisos con la igualdad de género orientados al empoderamiento político y económico de las mujeres en los ámbitos local, nacional y regional.

Condición laboral de las mujeres en Palestina

La presidenta de la Junta Directiva de MSS, Sahira Afana, también relató la situación en la que se encuentran las mujeres en Palestina. Señaló que el 90% de las mismas que trabajan se encuentran en condiciones vulnerables.

La participación de las mujeres en el empleo en Palestina es del 19%, mientras que los varones ocupan el 71%, detalló Afana.

La activista árabe comentó que existen cinco profesiones a la que se dedican las mujeres en Palestina que están catalogadas como las peores pagadas. Estas son las costureras, las secretarias, las trabajadoras domésticas, vendedoras y las niñeras o cuidadoras.

Estos empleos someten a las mujeres a largas jornadas de trabajo, 12 o más horas, que según datos que manejan desde la MSS son remuneradas con USD 17 o 19 por día.

Según agregó Somaya Aslana, las mujeres que trabajan en asentamientos israelís en territorios palestinos son las más vulnerables a abusos de todo tipo, ya que no están cubiertas por ninguna legislación.

Le puede interesar: Paraguay reconoce a Palestina como Estado libre e independiente

“Se ha constatado que las trabajadoras de estas diferentes profesiones afrontan diferentes desafíos y todo tipo de abusos porque no tienen un salario mínimo establecido, deben dejar a sus familias, no tienen espacios decentes para trabajar y están sujetas a padecer enfermedades crónicas”, expresó la representante palestina.

Una oportunidad para Paraguay

Por otra parte, la activista Lilian Soto, consultora del Área Mujer del CDE, destacó que es un orgullo y una oportunidad para Paraguay hacer el intercambio de experiencia con la MSS.

“Uno de los elementos centrales de este intercambio es conocer cómo se lograron los resultados en algunos ámbitos para la adquisición de los iguales derechos para las mujeres y nos parece una oportunidad importante para dar a conocer la realidad de la sociedad paraguaya”, expresó.

También puede leer: Trabajadoras domésticas llevan a la radio lucha por sus derechos

Soto también resaltó que este tipo de actividades ayudan a que se puedan conocer y hablar sobre las luchas de las mujeres en diferentes partes del mundo y que esa manera se puedan encontrar soluciones a las problemáticas.

La delegación extranjera mantuvo reuniones con diferentes autoridades nacionales, grupos sociales y sindicatos de Paraguay durante la semana pasada. Entre ellos, por ejemplo, el Grupo Impulsor de Paridad Democrática y el Sindicato de Trabajadoras del Servicio Doméstico del Paraguay.

Dejá tu comentario