País

MSP analiza restricciones para el sector nocturno en capital y Central

 

Debido a la cantidad de aumentos de contagios masivos y fallecidos por Covid-19 en las últimas semanas se está analizando con las autoridades de Salud la posibilidad de que Asunción y Central retrocedan de fase debido al relajamiento de la población.

El viceministro de Atención Integral a la Salud, Dr. Juan Carlos Portillo, sostuvo que “existe la posibilidad de retroceder de fase por sectores como anteriormente se había restringido el movimiento nocturno”.

Acotó que apuntan a retroceder de fase, pero por sectores, en todo lo que tenga que ver con ocio. “Si bien Asunción registra un aumento, Alto Paraná y Central son los territorios que están más comprometidos, Asunción y Central todavía están en una situación controlable”.

Agregó que la Policía Nacional y el Ministerio Público deberían restablecer controles más estrictos, respecto a los bares nocturnos. “Hay varios aspectos que hay que considerar, gran parte de la solución está en manos de la gente que organiza, la capacidad de los establecimientos está limitada, tiene que haber una distancia de al menos dos metros”.

Refirió que analizan realizar hacer cuarentena total los fines de semana. “Iremos viendo cómo podemos manejar esta situación. Las discotecas y karaokes no se van a habilitar, deben funcionar bajo la modalidad de restaurantización, las barras deben inhabilitarse, sin personas paradas y solo música funcional”.

RELAJAMIENTO SOCIAL

En la Costanera de Asunción se vio una aglomeración de personas sin distanciamiento, muchas familias y niños sin tapabocas compartiendo tereré.

“Ahí es donde falta la presencia de organismos de control. En el decreto está establecido que todos debemos usar tapabocas en forma obligatoria. El Ministerio de Salud Pública no tiene fuerza punitiva”, enfatizó

Destacó que es preocupante el incremento de personas contagiadas y probablemente seguirá en aumento. “Nos está preocupando el relajamiento de la población, el número de casos aumenta, pero si nosotros lográramos que todo el mundo use tapabocas, se laven las manos y fundamentalmente que no se salga si no es absolutamente necesario, probablemente en un periodo de 10 a 15 días estaríamos teniendo bajo control esta situación”, sostuvo.

Apuntó que es muy difícil que los organismos de control estén en todas partes, hay que apelar también a la responsabilidad individual y de la ciudadanía.

Dejá tu comentario