Economía

Mota Engil sigue sin devolver saldo del millonario anticipo que cobró

La empresa percibió más de USD 10 millones como adelanto antes de iniciar los trabajos, pero de dicho monto apenas certificó obras por unos USD 4 millones. Debe devolver USD 6 millones.

El contrato entre la compañía portuguesa Mota Engil y el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) venció hace casi un mes, pero hasta la fecha la contratista aún no devolvió el saldo del millonario anticipo que percibió para las obras del fallido Metrobús.

Recordemos que la empresa había cobrado más de USD 10 millones como adelanto –20% del monto del contrato– antes de iniciar los trabajos, pero de dicho monto apenas certificó obras por unos USD 4 millones durante el periodo de ejecución, por lo que debe devolver unos USD 6 millones al Estado paraguayo, lo cual todavía no se concreta.

“El saldo de anticipo que nos tienen que devolver es de USD 6 millones o ejecutamos la garantía bancaria que tenemos”, expresó el gerente del fracasado plan del MOPC, Óscar Stark. A su vez, explicó que el adelanto pagado a Mota venía bajando con cada certificado de obras.

Asimismo, el funcionario manifestó que las últimas negociaciones con la firma extranjera siguen en manos del equipo jurídico, pero no dio mayores detalles.

Lo concreto es que las controversias deberán resolverse en un arbitraje internacional, si las partes no llegan a un acuerdo. Por lo pronto, las autoridades del Gobierno siguen analizando la liquidación final a Mota Engil, luego de que la propia firma haya comunicado que ya no seguirá con el contrato que firmó, según había informado el procurador general de la República, Sergio Coscia.

Mota quiere USD 18 millones más. Mota Engil quiso recurrir directamente a un arbitraje internacional para lograr otro desembolso de USD 18 millones, por los supuestos costos adicionales que le generaron los retrasos en la liberación de la franja.

Sin embargo, el Gobierno logró que se “analice una liquidación en conjunto”; es decir, un análisis “amistoso” de los números para el cierre del contrato, según el procurador.

Este diario intentó ayer tener la versión de Coscia sobre el avance de las negociaciones, pero no respondió las llamadas ni mensajes.

Pagos por el fallido plan. Vale señalar que si se concreta el pago de lo reclamado por Mota, la firma percibirá un total de USD 41 millones, cifra que equivale al 75% del monto total del contrato inicial. Es que la empresa ya cobró USD 23 millones, de los cuales USD 17 millones corresponden a certificados por avance de obras y el resto, al saldo del anticipo que la compañía ya debía devolver.

Es importante mencionar que Obras Públicas, en la era del ex ministro Ramón Jiménez Gaona, adjudicó la obra –en febrero de 2016– por G. 300.417 millones (USD 54 millones al cambio actual), pero el costo del proyecto tuvo un incremento de 35%, llegando a los G. 403.900 millones (USD 72,7 millones).

Empero, Mota no terminó ni la mitad de las obras. En su último comunicado la firma resaltó la emisión de 24 certificados de obras que corresponden a la ejecución de 3,8 km de obras 100% terminadas (pavimento rígido, pavimento flexible, red de desagüe pluvial, red de alcantarillado sanitario, agua potable, zanja técnica y veredas).

Por ahora, la administración actual del MOPC, cuyo titular es Arnoldo Wiens, decidió dejar en suspenso hasta el 2020 el fallido proyecto del Metrobús, y todo este año se enfocarán en estudiar nuevamente la implementación de este sistema de transporte público. Mientras tanto, los frentistas denunciarán a los responsables del fallido plan.

Dejá tu comentario