Deportes

Morel Rodríguez: "el comodín de Boca"

"Supo esperar su chance en silencio, sin desesperarse. Hoy es el comodín de Boca. Donde lo ponen, la rompe". De esta manera se inicia la entrevista de cuatro páginas que la revista argentina "El Gráfico" realizó al futbolista paraguayo Claudio Morel Rodríguez y que se publica en la edición del mes de junio. FOTO: Claudio en su casa, la Bombonera. (El Gráfico)

Jueves/07/JUNIO/2007

¿El motivo de la entrevista? Es el jugador más completo que tiene actualmente Boca Juniors. Así lo había dicho, incluso, su propio compañero, el arquero Mauricio Caranta. Puede jugar en cualquier puesto y, tal situación, ya se nota en el título de la entrevista. "Para lo que guste mandar".

A continuación, reproducimos parte de la entrevista hecha por Andrés Wodzak, de "El Gráfico", en su edición del mes de junio.

"Dueño de una zurda de potencia registrada, dice que su padre le pegaba más fuerte. Pero lo cierto es que el hijo de Eugenio tiene incorporada la 'pegada' guaraní y, además, como pocos, posee el codiciado secreto de Maradona para encañonar al arco.

'Los consejos que Diego me dio son muy útiles para pararme de otra manera ante un tiro libre', reconoce el Morel, que tiene en claro cual es su propio estilo, pero que valora los tips de Diego como a la santa palabra.

LA FAMILIA. Sobre la difícil tarea que tiene un futbolista de congeniar su trabajo con la familia, Claudio comenta: "Por momentos es duro ser futbolista, pero al menos tuve la suerte de presenciar los nacimientos de mis dos hijos, Alex y Eliel, cosa que muchos de mis compañeros no pudieron hacer".

"Cuando decidí ser futbolista y dejar de estudiar, fue por cuenta propia. A mi vieja no le gustó mucho, aunque después me dio todo su apoyo, el 80% de mi carrera se lo debo a ella. Mi papá, que jamás me presionó para que jugara, también me ayudó, incluso a la distancia, porque vivía en Asunción", agregó.

EL ÉXITO EN BOCA. "Las cosas me salieron bien desde que logré cierta regularidad. La Volpe me dio la chance de jugar y a partir de ahí supe que todo dependía de mí. El apoyo que me dio, sumado al de mis compañeros, fue muy importante", responde Claudio tratando de explicar porque Boca no lo quiere transferir.

¿PANADERO? Le preguntaron a Claudio si que le hubiera gustado ser, en caso de no jugar al fútbol, y él respondió: "Panadero. Alguna vez quise ser profesor de Educación Física, pero de chico me encantaba la idea de tener una panadería con todas esas cosas dulces al alcance..."

Dejá tu comentario