Deportes

Monólogo

 

En un juego donde lo dominó de inicio a fin, Olimpia goleó 4-0 a Sol de América y se mantiene con firmeza en lo más alto de la tabla del torneo Apertura.

La diferencia dentro del campo fue muy marcada y en el tanteador pudo ser mayor, pero el equipo franjeado reguló el ritmo de juego en varios pasajes de la complementaria.

minuto fatal. Una jugada sobre el final del primer tiempo terminó desarmando a Sol de América en todos los aspectos. El equipo de Javier Sanguinetti se adentró en el Bosque con una idea bien marcada; cerrarse atrás, no arriesgar y tentar alguna contra que agarre mal parado al fondo franjeado.

Pero en el minuto 36 todo se le puso cuesta arriba al visitante. La expulsión del arquero Rubén Escobar y el penal marcado por Alejandro Silva fueron golpes que dejaron tambaleante a Sol, que hasta ese momento no había sufrido mucho.

el dueño. Antes de ese gol el que controló el balón y marcó las pautas dentro del juego fue Olimpia. El trabajo de Richard Ortiz y Rodrigo Rojas cada vez se hace más fundamental en ambas funciones. Por fuera, Alejandro Silva y Sergio Otálvaro fueron dueños absolutos del carril derecho y por izquierda, a Quintana le costó encontrar protagonismo en la primera parte. En la complementaria, tanto Candia en su momento y luego Julián, encontraron más espacios para jugar.

El gol de Roque, en el inicio de la segunda parte, terminó por sacar al Danzarín del juego, más allá de que algunos trataron de ponerle ganas a un equipo que futbolísticamente no respondió.

Con mucha paciencia y por momentos regulando, el Franjeado hizo circular el balón de un lado para el otro, buscando los espacios que de a poco fueron encontrando y que sirvieron para ampliar el marcador y que Para Uno sea una verdadera fiesta.

Dejá tu comentario