Turismo

Monasterio propone un viaje introspectivo

Mariela Rivarola
SANTIAGO-MISIONES

Un lugar de paz, un espacio de acogida y reunión para aquellas personas que buscan un sitio tranquilo, para disfrutar en pareja o solo y encontrarse con uno mismo.

El Monasterio Benedictino Tupãsy María se encuentra a 17 kilómetros del casco urbano de la ciudad de Santiago, Misiones. Allí reciben a todas aquellas personas que quieran pasar un fin de semana rodeadas de la naturaleza o compartir con sus grupos de amigos o familias en un ambiente de calma.

En el monasterio pueden alojar hasta diez personas adultas por noche en el espacio de la hospedería, allí se pueden compartir unos días de oración, el diálogo con algún monje, la confesión, todo esto solo si el huésped lo pide.

Monasterio en Misiones.

Otra característica del lugar es que durante las comidas no se habla, más bien se disfruta de la lectura que un monje realiza mientras los demás comen. “Aquí recibimos a todos quienes quieran venir, no solo vienen los católicos, vienen de todas las religiones, porque lo que ellos buscan es paz, tranquilidad, nosotros solo damos charlas, si piden, caso contrario, no”, explica el padre Claudio Zavala.

El monasterio no cobra absolutamente nada a las personas que llegan allí, solo acepta donaciones de forma voluntaria.

Monasterio en Misiones.

Para albergar a las personas, las habitaciones cuentan con camas individuales, y para matrimonios. Una particularidad del lugar es que cada habitación tiene nombre de algún santo, por lo que los monjes pueden fácilmente saber en qué habitación se hospedan.

Tanto el desayuno, almuerzo y cena salen totalmente gratis para quienes pasan el fin de semana en el lugar, también cuenta con una pequeña biblioteca para fomentar la lectura. Además hay una heladera y la infaltable miel de abeja para las mañanas.

En caso de que el huésped no consuma pastas o tenga un régimen exclusivo de comidas, lo puede comunicar. “Aquí no tenemos problema de que nos digan que no comen tal comida, así comunicamos a la cocina y se les prepara lo que puedan comer, aquí cuidamos a los huéspedes, y, como decía, no cobramos nada, en caso que quieran dejar algo como donativo lo pueden hacer sin problema, pero nosotros no pedimos nada”, resalta el padre.

PEQUEÑO SHOWROOM. Aquellas personas que visitan el lugar pueden también adquirir los productos elaborados por los monjes que son detergentes, desodorante de ambiente y enjuagues de ropa que tienen en venta, así como también trabajos artesanales en velas, rosarios, y muchas otras cosas que se pueden adquirir a precios muy accesibles.

Monasterio en Misiones.

Otra opción para aquellas personas que son amantes de los dulces, allí también preparan dulces caseros de las frutas de estación que pueden ser adquiridas por los visitantes.

Hay un espacio de más de 200 hectáreas que pueden ser recorridos por los visitantes, conocer de los trabajos que se hacen allí, tanto en el campo, en la huerta y en otras áreas del lugar. Igualmente, cuenta con bancos bajo los frondosos árboles que tienen nombres, para disfrutar un rico tereré, una merienda o leer un libro.

Cómo llegar. Las personas o grupos que quieran pasear por el lugar, pueden contactar con uno de los monjes al número (0983) 110-640, para que de esa forma puedan coordinar la llegada, en caso que viajen en bus, ellos mismos se encargan de buscarlos de la ruta.

Monasterio en Misiones.

Dejá tu comentario