Política

Ministro de Defensa no ve necesaria una militarización

El ministro de Defensa, Diógenes Martínez, manifestó a ÚH que no ve necesario el empleo de las Fuerzas Armadas para contrarrestar la ola de violencia que azota a la capital de Amambay, Pedro Juan Caballero, tras el asesinato de Jorge Rafaat, influyente empresario de frontera vinculado al narcotráfico, y con antecedentes en el Brasil.

El titular de la cartera de Defensa salió al paso de las declaraciones de algunos legisladores, quienes incluso solicitaron a Cartes que declare estado de excepción en Pedro Juan, con el fin de que la Policía tenga la colaboración de los militares para acabar con los grupos criminales.

Manifestó que la ley de seguridad claramente establece en qué casos le permite al presidente de la República, en su carácter de comandante en jefe, movilizar y hacer uso de las Fuerzas Armadas de la Nación, la cual no habla de casos de narcotráfico.

“Es para actos de terrorismo, asociación de terrorismo y financiamiento de terroristas; esos casos son los que ameritan que se pueda intervenir, y era destinado al EPP que el Congreso le habilitó al presidente con esa ley, y este no es un caso de terrorismo, es un caso de ajuste de cuentas que se produce en la frontera, escapa a la competencia de las Fuerzas Armadas intervenir en esos casos, no entra narcotráfico, este es un caso eminentemente policial, y las Fuerzas Armadas no pueden intervenir, no amerita la intervención en este hecho, para casos así que se producen en la frontera, no amerita en absoluto el empleo de la fuerza”, aseguró el ministro.

El planteamiento de militarizar la zona se realizó ayer durante la sesión de la Cámara Alta tras la balacera que se produjo en la tarde noche del miércoles en la capital del Departamento de Amambay, que terminó con la vida del empresario brasileño Jorge Rafaat, quien recibió un total de 16 impactos de bala.

El ministro dijo estar al tanto del planteamiento, pero descartó absolutamente el uso de la fuerza militar en la zona.

Brutal. El atentado y enfrentamiento se registró cerca de las 18.30, sobre las calles Teniente Herrero esquina Elisa Lynch, a 100 metros del Departamento Regional de Investigación de Delitos de la Policía Nacional y a 200 metros de la sede de la Comisaría segunda. De acuerdo con las informaciones manejadas por los investigadores, el grupo de sicarios estaría conformado por 12 personas, quienes actuaron con armas de grueso calibre, entre ellas, una ametralladora .50.

Dejá tu comentario