Editorial ÚH

Urge la reforma del transporte público a favor de la ciudadanía

El transporte público está cada vez más presente en el debate ciudadano y en la agenda pública. Sin embargo, es también el ámbito en el que menos renovación de políticas hay desde el sector público. Los organismos con competencia en el tema no son capaces de ofrecer soluciones alternativas al pésimo, ineficiente y caro servicio actual. Desde hace décadas hay planes y estudios, pero ninguno de estos se ha concretado en cambios relevantes y a favor de la ciudadanía. Autoridades y funcionarios públicos deben presentar soluciones estructurales con urgencia de manera que en el corto plazo se inicie una implementación gradual. Mantener las cosas como están ya no solo es un imperativo económico por los altos costos que conlleva y el casi nulo impacto en el bienestar, sino también social y político.