Hora del Este

Militarización de la frontera paraliza actividad comercial en CDE

La movilización de tropas brasileñas en la frontera frenó compras en Ciudad del Este. El miércoles la actividad comercial quedó semiparalizada debido a la operación militar-policial Frontera Sur II 2011, que realiza el Brasil en su frontera con Paraguay y Argentina.

Por Wilson Ferreira | CIUDAD DEL STE

La intendenta de la capital del Alto Paraná, Sandra McLeod de Zacarías, cuestionó la nula reacción del Gobierno Nacional, ante una situación que afecta sensiblemente a una ciudad que vive del comercio.

"No queremos este ambiente de guerra, porque eso ahuyenta a los turistas", aseguró la intendenta de la capital del Alto Paraná al sumar su voz de protesta, a las del sector comercial y empresarial.

"Este tipo de movilización en zona fronteriza con el Paraguay no la harán en la zona de frontera con la Argentina y Uruguay, porque tendrán la protesta de ambos gobiernos, ¿y por qué el nuestro permite?", reclamó al pedir acciones más firmes y coordinadas con el Brasil en el combate al tráfico de armas y drogas, flagelos que sirven de argumento al gobierno del brasileño para sacar a sus tropas a las calles.

Dijo que con militarizar el puente no se combate este flagelo, sino se perjudica al comercio lícito. "No hace falta ser genios para saber que los hechos ilegales no pasan precisamente por el Puente de la Amistad que tiene una de las aduanas, de por si, más seguras y controladas de lo largo de la frontera brasileña".

McLeod aclaró que no está en contra de los controles, sí en contra de la forma en que el Brasil los viene realizando hace varios años. "Ellos pueden hacer todo el control que quieran para combatir la ilegalidad, pero esto no debe afectar al turismo, al comercio legal que es lo que estamos reclamando", dijo.

ASUMIR LA CULPA. Los trabajadores informales y del volante también expresaron su preocupación por la situación de por sí ya complicada del comercio local que se ve golpeada con la cotización nada favorable del real (moneda brasileña).

"Estamos atravesando una situación sumamente difícil, pero en toda esta historia no debemos cargar toda la culpa al Gobierno brasileño, nosotros también tenemos que asumir nuestra cuota de responsabilidad. Acá hay una gran cantidad de puertos clandestinos que nadie controla. La mafia que no tiene nombre ni cara, es un problema que debe ser combatido, no sólo por el Brasil, sino por el Gobierno paraguayo. Acá el grave problema es el tráfico de drogas y de armas Lastimosamente en estas acciones del Brasil, los más perjudicados son los que trabajan en el comercio lícito, formal y legal y no precisamente los traficantes", señaló German Cantero, ex concejal departamental y viejo dirigente de los trabajadores de la vía.

Cantero, que tiene su puesto venta sobre la vereda de la avenida Carlos Antonio López, dijo que este miércoles la actividad comercial fue nula. "Lo que más nos preocupa es que este blindaje, de acuerdo a la noticia que nosotros tenemos, sería ya en forma permanente".

DESINTERES. Por su parte el concejal municipal Gustavo Ruiz Díaz afirmó que la situación del comercio en la capital del Alto Paraná, es una clara muestra del desinterés del Gobierno Nacional hacia el "pulmón" económico del país.

Indicó que la militarización de la frontera no es un hecho nuevo, y que buscan acogotar el comercio de Ciudad del Este, con la complacencia de autoridades nacionales. "No puede ser que desde el Gobierno Nacional ni siquiera opinen sobre lo que pasa acá (Ciudad del Este). El comercio está integrado por seres humanos, por paraguayos que se ven afectados sin que los responsables por intentar hacer algo los olviden".

Dijo que no es la primera queja que se hace al respecto y que siempre se asumen compromisos falsos. "Es una cuestión repetida, y sin solución porque se es flojo. "Nadie duda del derecho que tienen en el Brasil de reforzar su seguridad, pero no es posible que el silencio sea la nota en Fernando Lugo y compañía", refirió.

La operación militar denominada "Frontera del Sur II" se inició el domingo y se extenderá por 30 días. Moviliza a 700 soldados concentrados principalmente en la zona del Puente de la Amistad y avenidas cercadas a la zona baja de Foz de Yguazú.

Dejá tu comentario