Mundo

Miles protestan contra las crueles e inhumanas redadas que inician hoy

“Es vergonzoso que Estados Unidos haya llegado al punto de rechazar a gente que simplemente pide una oportunidad de tener una vida mejor y de ser parte del futuro del país”, cuestionaron.

Miles de personas colmaron este sábado la plaza Daley, en el centro de Chicago, para protestar contra las redadas de indocumentados ordenadas por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Artemio Arreola, de la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (Icirr), declaró que la concentración realizada frente a la Alcaldía podría superar la estimación inicial de los organizadores de reunir a unas 10.000 personas.

Declaró que “es vergonzoso” que Estados Unidos haya llegado al punto de rechazar a “gente que simplemente pide una oportunidad de tener una vida mejor, y de ser parte del futuro del país”.

Los manifestantes, que planeaban marchar desde la plaza hasta las oficinas de Inmigración ubicadas a pocas cuadras de distancia, desplegaron carteles donde se leía “cierren los campos de concentración“, en referencia a las instalaciones donde son recluidos inmigrantes en la frontera, en particular niños.

También, “detener ahora las deportaciones“, mientras que un gran cartel colgado del edificio del Daley Center, donde funcionan las cortes del Condado de Cook, dice: “Fin de las detenciones, bienvenidos los inmigrantes”.

En un acto realizado en la plaza, el congresista demócrata Jesús Chuy García, exhortó a “decirle a este presidente racista que tiene que parar con la criminalización de los desesperados.” El representante calificó de “cruel e inhumanas” las políticas de Trump.

Otros oradores exigieron el “cese inmediato de los ataques contra las familias inmigrantes“, y de las “políticas migratorias opresivas” del Gobierno.

Arreola indicó que la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, no participó en la protesta, y se dedicó a recorrer varios vecindarios. Entre los participantes figuraron varios políticos locales y concejales, pero estuvieron ausentes algunas figuras notorias de la lucha proinmigrante, como el senador demócrata por Illinois Richard Durbin.

“A Durbin no lo invitamos, porque los organizadores consideran que no ha enfrentado con fuerza los embates de Trump para conseguir recursos para construir el muro en la frontera“, afirmó Arreola. EFE

Dejá tu comentario