Nacionales

Miguel Cuevas se considera un perseguido y no piensa renunciar

El presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Cuevas, dijo este miércoles que no solo es inocente sino un perseguido. El Ministerio Público lo investiga por enriquecimiento ilícito.

“Más que inocente, soy un perseguido”, expresó el titular de la Cámara Baja, Miguel Cuevas, a los medios de prensa, antes de la sesión ordinaria de Diputados. En todo momento, se lo notó alterado por las consultas de los periodistas sobre sus propiedades.

El legislador aseguró que justificará todo lo que posee ante la Fiscalía, pero que también explicará su situación ante el pleno.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Diario Última Hora (@ultimahorapy) el

No obstante, Cuevas alegó que adquirió sus inmuebles antes de ser político. En total, dijo que tiene 202 hectáreas, de las cuales 35 le adelantó a su hijo como parte de la herencia.

Nota relacionada: Cuevas dejará la presidencia solamente si es imputado

“Eso en la campaña es poquísimo”, aseveró sobre la cantidad de tierra que posee. A los pocos segundos, se disculpó por esa expresión.

Por otro lado, sostuvo que no hay motivo para alguna imputación suya por parte del Ministerio Público. “Le estoy demostrando a propios y extraños, y más todavía, estoy mostrando documentos”, agregó.

Aunque reiteró que, en caso de ser imputado, pedirá permiso y se apartará de la presidencia de Diputados y sus fueros quedarán a disposición. Negó estar dilatando cualquier proceso en su contra.

Nota relacionada: Cuevas asegura que como zapatero ganaba más plata

A pesar de la investigación del Ministerio Público, no piensa renunciar como titular de la Cámara Baja. La Fiscalía aún no imputó al parlamentario colorado, pero ya se allanaron dos estancias del diputado por Paraguarí.

Dejá tu comentario