Política

Miguel Cuevas alega “error involuntario” en su DJ

 

El diputado colorado oficialista Miguel Cuevas, ex presidente de la Cámara Baja, está imputado por el Ministerio Público por enriquecimiento ilícito y declaración falsa. La segunda causa se da debido a la inconsistencia de la declaración jurada (DJ) de bienes del legislador, presentada en la Contraloría.

De acuerdo con los documentos con que cuenta la Fiscalía, en agosto de 2013 Cuevas presentó su declaración y posteriormente en setiembre de 2014 realizó una actualización, indicando que tenía una deuda a cobrar por un monto de G. 4.460 millones. Esta situación se mantuvo en las rectificaciones presentadas posteriormente.

Recién en octubre de 2018, luego de dejar el cargo de gobernador de Paraguarí, aclaró que por “un error involuntario de tipeo” se agregaron números a los montos consignados, declarando un monto menor. La presunción de la Fiscalía es que dicha deuda es inexistente, conforme al testimonio del propio supuesto deudor, que de acuerdo a la declaración de Cuevas es Silvio Riveros. Riveros incluso dijo que Cuevas le solicitó que haga un favor y que le firme unos pagarés para justificar su declaración jurada y que se negó.

El “error involuntario” que se dio con el monto de la supuesta deuda indica que uno de los montos que en su momento era de G. 1.260 millones tenía que ser 260 millones de guaraníes. De acuerdo con la rectificación de Cuevas, el uno se le colocó de más y en el monto consignado por valor de G. 3.200 millones debía ser G. 320 millones.

“Lo llamativo es que de tener en su activo una deuda a su favor de un total de G. 4.460 millones, por error de tipeo en dos oportunidades, la primera consignada en la rectificación del 28 de agosto de 2018, la deuda asciende a 580 millones de guaraníes y posteriormente, en la rectificación de la misma fecha, la deuda asciende a 320 millones, cuando conforme al testimonio del supuesto deudor, no existe ni existió nunca deuda suya a favor de Miguel Cuevas”, señala la imputación del Ministerio Público.

En cuanto a la causa por enriquecimiento ilícito, la Fiscalía menciona que de la verificación de la cuantía de ingresos percibidos en el periodo investigado, que va desde el 2009 al 2019, totalizan la suma de G. 5.734.307.036 y, por el otro lado, los egresos totalizan G. 7.439.622.171, por lo que se tiene una diferencia negativa de G.1.705.315.

Además del legislador, también fueron imputados su hijo, Enzo Cuevas Florentín, por supuesto enriquecimiento ilícito (cómplice), y su esposa, Nancy Florentín de Cuevas, por supuesto cobro indebido de honorarios y uso de certificado de méritos y servicios de contenido falso.

Los mismos consiguieron que el juzgamiento del caso por el que son investigados sea trasladado a Paraguarí.

Dejá tu comentario