Nacionales

Miembros paraguayos de Parlasur piden comisión especial sobre acta con Brasil

Un grupo de diputados paraguayos del Parlamento del Mercosur (Parlasur) propuso este lunes la creación de una comisión especial que analice el acta bilateral con Brasil sobre compra de energía a la represa de Itaipú, compartida por los dos países, y que provocó una crisis política en Paraguay.

La iniciativa surgió de la formación opositora de izquierdas Frente Guasu y a ella se unieron también miembros brasileños del Parlasur, informó en sus redes sociales el diputado Ricardo Canese.

El pedido se tratará en la reunión del próximo 30 de setiembre, como señaló el propio Canese, quien calificó esta futura comisión como algo "revolucionario", al ser la primera de carácter binacional que se constituye en el Parlasur.

"Ha tenido entrada en el Parlasur, en el pleno, el pedido que hemos presentado toda la delegación paraguaya y varios parlamentarios de Brasil de constituir una Comisión de Análisis y Seguimiento de todas las tratativas en relación a Itaipú, comenzando por esta acta secreta y también a Itaipú 2023, las negociaciones que se vienen", apuntó en declaraciones difundidas por su partido.

Relacionado: Itaipú abre sus puertas para ser auditada por contralorías de Paraguay y Brasil

El "acta secreta" al que se refirió es el documento firmado por Paraguay y Brasil en mayo de este año, que no se hizo público hasta dos meses después, cuando estalló un escándalo que estuvo cerca de llevar al juicio político al presidente del país, Mario Abdo Benítez.

El acuerdo de compra de energía a Itaipú establecía un cronograma de compra hasta 2022, un año antes de que Paraguay y Brasil se sienten a negociar el Anexo C del Tratado de Itaipú, firmado en 1973.

Además, su negociación estuvo rodeada de controversias, como la inclusión de un punto que, supuestamente, resultaba perjudicial para Paraguay y favorable a empresas cercanas a la familia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Puede leer: En 15 días más, comisión bicameral concluiría investigación de acuerdo sobre Itaipú

El Frente Guasu fue uno de los actores políticos paraguayos más críticos con el documento y acusaron a Abdo Benítez y a su vicepresidente, Hugo Velázquez, de traición a la patria.

Ante la crisis política desencadenada, el Gobierno anuló el acta a comienzos de agosto y aceptó la renuncia de cinco altos cargos relacionados con las negociaciones.

Asimismo, el Ejecutivo logró salvarse del juicio político gracias a la unidad del Partido Colorado, al que pertenece Abdo Benítez, y que hasta entonces se encontraba dividido entre Colorado Añetete, la rama del mandatario, y Honor Colorado, del ex presidente Horacio Cartes (2013-2018).

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario