Mercosur rechaza el regreso de la IV Flota de EEUU a aguas sudamericanas

13:50 | El Parlamento del Mercosur rechazó el retorno de la IV Flota de Estados Unidos a aguas de Sudamérica y advirtió del riesgo de que tal decisión implique más inseguridad y la "militarización" de conflictos en la región. EFE

Martes|29|JULIO| 2008

Fuente: Efe

Los miembros del Parlamento del Mercosur (formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) analizaron en Montevideo el anuncio de Estados Unidos de que a partir de este mes su IV Flota naval, con base en Mayport (Florida), volvería a navegar por los mares de la región.

Esa flota se puso en marcha en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, para blindar las aguas del continente contra eventuales incursiones de navíos y aeronaves alemanas y japonesas, pero fue disuelta cinco años después de terminado ese conflicto armado.

Su reactivación coincide con el proceso de creación del Consejo de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), impulsado por Brasil.

Este país, cuyo Senado ha rechazado ya la reactivación de la fuerza naval estadounidense, fue uno de los promotores más activos de la votación presentada hoy ante la undécima sesión del Parlamento del Mercosur.

El Gobierno brasileño ha ligado la decisión de desplegar de nuevo la IV Flota al reciente hallazgo de ingentes reservas de petróleo ante las costas de su país.

Otro de los grandes detractores de ese paso militar es Venezuela, aspirante a adherirse al Mercosur y que hoy acudió a la cita parlamentaria sin capacidad de voto.

En una declaración conjunta, los diputados del Mercosur subrayaron este martes que la vuelta a aguas sudamericanas de la IV Flota estadounidense es "innecesaria" e "inoportuna", pues la región es "pacífica y democrática", y resuelve sus conflictos de forma "negociada" y con el principio de "no intervención".

Al contrario, señalaron, la reactivación de esa maquinaria militar, que implica "la militarización de conflictos y problemas regionales", puede derivar en "una inseguridad hemisférica y comprometer la integración de América del Sur y del propio Mercosur".

Esta postura del Mercosur contrasta con los pasos dados por Estados Unidos para intentar calmar los ánimos en la región en torno a la reactivación de la IV Flota.

"Estamos tratando de asegurar que los que expresaron preocupación reciban la información que necesitan para que se sientan más cómodos", dijo el jefe de la diplomacia de EE.UU. para América Latina, Thomas Shannon, en Buenos Aires el pasado 12 de julio.

El funcionario estadounidense aclaró entonces que "no se trata de una nueva flota de la Armada", sino que "se busca optimizar los barcos que están en el Atlántico, el Pacífico y el Caribe".

"No tiene capacidad ofensiva, no posee portaaviones ni barcos de guerra. Es más, la embarcación más grande es un barco hospital", aseveró.

No obstante, el pasado 17 de julio el Parlamento Amazónico (en el marco de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica que integran Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guayana, Perú, Surinam y Venezuela) calificó a esa flota como una "amenaza a la soberanía" de América Latina. EFE

Dejá tu comentario