Mundo

Menstruación irregular o hemorragias, signos frecuentes de la hemofilia

Las menstruaciones anormales, los sangrados frecuentes de nariz o hemorragias abundantes en una cirugía o parto pueden ser síntomas de hemofilia en las mujeres, que son portadoras de la enfermedad pero rara vez la desarrollan.

En el Foro de Hemofilia desarrollado en San José del Cabo, México, la hematóloga pediatra Laura Villarreal explicó que las mujeres son catalogadas como "portadoras asintomáticas", pero, en casos excepcionales, también desarrollan esta afección.

"Es una enfermedad que trasmite la mujer y la padece el hombre. Rstá ligada al cromosoma X (que determina el sexo de una persona). Si una mujer portadora tiene hijos con un hemofílico las dos X están afectadas y pueden tener hijas hemofílicas. Es la minoría, pero sucede", explicó la especialista.

También pueden desarrollar la enfermedad las madres portadoras que además padecen el Síndrome de Turner, un trastorno genético que afecta el desarrollo de las niñas debido a que nacen con el cromosoma X incompleto o sin él.

La hemofilia es una enfermedad hereditaria que afecta la coagulación de la sangre y se caracteriza por la persistencia de hemorragias difíciles de controlar desde la niñez, lo que produce daños en las articulaciones de brazos y piernas e incapacidad de leve a grave a largo plazo.

Características especiales

Villarreal explicó que, por lo general, las madres de varones hemofílicos tienen niveles menores de factor XIII, una proteína que ayuda a coagular la sangre, en comparación con el resto de las mujeres, por lo que deben recibir tratamiento como si tuviesen la enfermedad.

Puede interesarte: Una de cada 10.000 personas en el mundo padece hemofilia

"Tienen menstruaciones abundantes de ocho o 10 días, en sus partos requieren transfusión y tienen cirugías con demasiado sangrado. No olvidemos que estas mujeres, aunque no lleguen a ser hemofílicas como tal pueden tener niveles bajos de proteínas y requieren tratamiento para prevenir estos eventos", puntualizó.

La baja incidencia de casos en todo el mundo y el desconocimiento de la enfermedad hace que esta condición no sea detectada oportunamente y que la mujer pueda pasar años de médico en médico sin mejorar su condición.

"Si no tiene hijos y está sangrando le van a buscar muchas otras enfermedades antes de que piense que puede ser hemofilia. La situación es que como no se piensa (que una mujer) puede tenerlo y si no hay antecedentes de la enfermedad, es difícil el diagnóstico" para los médicos, puntualizó.

¿Cómo detectar?

Para detectar estos casos Villarreal recomendó investigar la mutación en los cromosomas de los pacientes varones y en las mujeres de esa familia, incluidas las menores de edad, con la intención de determinar si son o no portadoras y tengan la conciencia de si se pueden embarazar sin heredar esa mutación a sus hijos.

La especialista puntualizó que las mujeres hemofílicas pueden embarazarse sin afectar al bebé mediante fecundación 'in vitro' con selección de embriones. Sin embargo, esta práctica se realiza en pocos países debido a factores religiosos o éticos.

La hemofilia afecta a unas 400.00 personas en el mundo. En América Latina se calcula que existen unos 58.000 casos, de los cuales 52% aún no han sido diagnosticados.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario