27 feb. 2024

Mejorar tributos directos para incidir en políticas sociales, sugiere la OCDE

La representante de Política y Administración Tributaria de la OCDE, Grace Pérez Navarro, dijo ayer que el país debe rediseñar los impuestos directos para disminuir la desigualdad social y la pobreza.

Debate.  Durante las sesiones de ayer hablaron sobre las tendencias y desafíos fiscales.

Debate. Durante las sesiones de ayer hablaron sobre las tendencias y desafíos fiscales.

Grace Pérez Navarro, subdirectora del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE, expresó ayer que Paraguay, en comparación con otros países de la región, no recauda suficiente para avanzar en los temas sociales como disminución de la desigualdad y reducción de la pobreza. Señaló que Paraguay debe buscar cómo mejorar impuestos directos (IRP, Iragro y otros) para obtener más recursos y destinar a diferentes rubros.

“La situación de Paraguay en cierta forma es muy positiva, están recaudando más y han avanzado en términos de aumentar los recursos para la educación y para los efectos sociales para disminuir la pobreza en el país, pero se ve que en comparación con otros países no recaudan bastante para avanzar en los temas sociales”, dijo.

La experta brindó estas declaraciones luego de la apertura del VII Foro de Política Fiscal de Latinoamérica y el Caribe (Foro LAC), desarrollado ayer en el hotel Dazzler y que continúa hoy, a partir de las 9.00 horas.

Pérez Navarro indicó que el mecanismo para avanzar en estos temas se basa en la recaudación de impuestos y, al respecto, mencionó que Paraguay depende más que nada del impuesto al valor agregado (IVA) para financiar el Gobierno y los servicios públicos, pero que se podría buscar cómo mejorar en la mezcla de impuestos directos e indirectos.

“Es una cosa media rara en el mundo que hasta el 2012- en Paraguay- no tenían un impuesto sobre la renta personal (IRP), ahora si tienen ese impuesto y se podría mejorar el diseño de ese impuesto para que puedan recaudar a través de ese impuesto”, subrayó.

Al ser consultada sobre el desafío que tiene el país para disminuir la desigualdad social y mejorar la tributación, señaló que se debe depender menos del impuesto indirecto y mejorar el sistema de impuestos directos.

La experta explicó que el foro se centra en cómo utilizar el sistema tributario para atacar el problema de la desigualdad. “Lo que esperamos es que con las experiencias de los países y las organizaciones podamos tener un intercambio de experiencias e ideas de como enfrentar este problema”, resaltó.

Por otra parte, la representante del Banco Mundial (BM), Celia Ortega, comentó que el BM está trabajando en conjunto con Hacienda en una comisión de crecimiento, equidad y desarrollo que se ocupa de políticas fiscales que se adaptarían a las necesidades de Paraguay a largo plazo.

También agregó que se debe avanzar en rediseñar los impuestos directos y en atacar mejor las deducciones.

Al ser consultada sobre el impacto en las políticas sociales remarcó: “Sabemos que están haciendo grandes esfuerzos y creo que hay consenso en que se debe hacer más. Se incide, pero es progresivo y estratégico,y creo que ha sido una buena estrategia la de ir poco a poco y enfocar en disminuir la informalidad y aumentar la base impositiva”, enfatizó.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.