Medvédev invita a los Deep Purple a té y pastas en su residencia campestre

Moscú, 23 mar (EFE).- El presidente ruso, Dmitri Medvédev, fiel seguidor de los legendarios Deep Purple, que actúan hoy en Moscú, ha invitado a los integrantes de la banda a su residencia campestre de Gorki, en las afueras de la capital rusa, para un té con pastas.

Los rockeros, fieles a su estilo, acudieron ayer a casa del jefe del Kremlin en vaqueros, camiseta y sudadera, según informaron hoy las agencias locales.


A la espera de Medvédev, que se encontraba reunido con el jefe del Pentágono, Robert Gates, los integrantes de la banda británica aprovecharon para admirar los equipos de música del presidente, entre los que figuran algunas rarezas.


Nada más llegar, y antes de saludar a sus invitados, el presidente puso en funcionamiento un magnetófono y dejó sonar a todo volumen un fragmento de una de las canciones de sus ídolos.


Los músicos recibieron los acordes con aplausos y el batería de la banda, Ian Paice, el único miembro presente en todas sus formaciones, obsequió al jefe del Kremlin con sus baquetas.


Medvédev, por su parte, convidó a sus huéspedes a tomar té con pastas pero al captar la mirada de uno de los músicos prometió: "Cuando se vaya la prensa, ya nos traerán otra cosa".


"Cuando comencé a escuchar a Deep Purple evidentemente no me podía imaginar que un día estaría sentado así con vosotros alrededor de esta mesa", dijo el presidente, quien explicó que les sigue desde hace 33 años y aprovechó para darles las gracias por toda su obra.


El vocalista del grupo, Ian Gillan, dijo a modo de broma que cuando era pequeño le parecía que "los policías y los presidentes eran todos gente muy mayor", pero lanzó un piropo al presidente y aseguro que "eso cambió".

Dejá tu comentario