Política

McLeod favoreció a sus leales días antes de la intervención

 

Días antes de ser separada del cargo de intendenta municipal, Sandra McLeod procedió a liquidar y a efectivizar el pago a funcionarios que forman parte de su entorno inmediato.

Todo este proceso se realizó en menos de una semana, desde la resolución de desvinculación, pasando por todos los pasos internos, incluyendo la auditoría interna hasta la efectivización.

Fue en forma meteórica, considerando que hay funcionarios que también fueron destituidos y que llevaron entre 15 a 18 años esperando tener la misma suerte, con la diferencia de tener sentencias firmes y ratificadas por la misma Corte.

Carlos Florenciáñez, ex director de tránsito y seguridad de la Comuna y uno de los que defendieron la casa de los Zacarías de los escrachadores por más de 3 meses, fue uno de los beneficiados. Por resolución 6.803, en fecha 22 de noviembre, se dispuso su cesantía y desvinculación del cuadro de funcionarios permanentes de la Comuna local. El visto de la resolución refiere que fue realizado vía memorándun 223 a pedido de la Dirección de RRHH.

De acuerdo a la liquidación y orden de pago de fecha 26 de noviembre, el funcionario percibió la suma de G. 70.587.777. El monto discriminado se distribuye en aguinaldo base (G. 3.041.111), vacación proporcional (G. 2.946.666), preaviso (G.10.200.000) e indemnización (G. 54.400.000).

otra. Otra funcionaria desvinculada es María Cristina Molinas, del entorno del clan Zacarías Irún. Según la resolución 6.805 también de fecha 22 de noviembre..

La disposición se realiza por pedido del Departamento de RRHH. Molinas es funcionaria desde el año 2012. En total percibió la suma de G.17.391.944, que incluye aguinaldo proporcional, vacación proporcional, preaviso e indemnización.

La lista de beneficiarios con el pago de liquidación es mayor, según los datos internos de la Comuna de CDE.

ZI: “Destitución está cantada”
El senador Javier Zacarías Irún calificó la intervención del Municipio de Ciudad del Este como “una gran farsa” y “una gran mentira”. No ahorró palabras para descalificar la gestión de la interventora, Carolina Llanes.

Dijo que no hay dudas de que la intervención no va a salir bien. “La destitución está cantada. Van a hablar que la Municipalidad es arcaica, pero un dedo todavía no movió para ir a la Junta Municipal y ver todo lo que rechazó a la intendenta municipal, para manejar con mayor fluidez la institución. No le interesa a ella eso”, indicó.

Zacarías Irún insistió en que en el presidente Mario Abdo Benítez, ordenó la intervención. “Esta intervención viene por orden del presidente de la República. Él ordenó y la interventora es su secretaria, recibe orden del presidente para hacer lo que tenga que hacer”.

En un tono desafiante aseguró que no se encontrará nada irregular en la administración municipal. “Están locos por encontrar alguna cosa en la Municipalidad, pero lamentablemente para ellos, no han encontrado absolutamente nada. Pueden inventar, pueden crear”, expresó.



Dejá tu comentario