Política

Masiva ocupación de inmuebles en distintos puntos del Alto Paraná


Dos grupos de campesinos, que no serían de la Liga Nacional de Carperos, invadieron ayer dos inmuebles en el Alto Paraná, mientras que el campamento de carperos de Ñacunday fue reforzado entre la tarde de ayer y anoche, según la Policía.

Por Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

Primeramente, un inmueble de 90 hectáreas perteneciente a Erico Toiller, ubicado en la colonia "Maraca Mua", del distrito de Hernandarias, fue invadido por un grupo de campesinos que reivindican las tierras como pertenecientes al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), informó anoche el ingeniero Rubén Sanabria, de la Coordinadora Agrícola del Paraguay.

El sitio donde se produjo la ocupación campesina dista unos 70 kilómetros al norte de Ciudad del Este. Al sitio se accede por la Supercarretera de la Itaipú, que une el Alto Paraná con Canindeyú.

El otro caso es la ocupación clandestina de las tierras de la Fundación Francis Perrier, por parte de unos 200 campesinos en la colonia Tavapy I, del distrito que lleva el mismo nombre, ubicado al suroeste de Ciudad del Este, sobre la ruta VII.

Los ocupantes son vecinos del lugar que hace un año aproximadamente ya habían ocupado el inmueble, según los datos preliminares que posee la Policía, reveló anoche el comisario principal Serafín Nuñez, jefe de Policía del Alto Paraná.

En Ñacunday se está cargando de gente el campamento, porque en las próximas horas habría una verificación por parte de autoridades del Estado de los inmuebles que los campesinos pretenden que el Estado compre.

Otro punto donde se detectó movimiento, por agua, de personas armadas, es en la divisoria entre el Alto Paraná y Caaguazú, en la zona de Casilla 2, en una reserva boscosa de 800 hectáreas perteneciente al ganadero Mario Boff, según reveló anoche el ingeniero Sanabria. Este inmueble ya corresponde al Departamento de Caaguazú.

AGITADORES. "Hay agitadores. A estos grupos no les gusta el trabajo, son dirigentes rentados que viven de la extorsión a la gente y que engañan al campesinado paraguayo", señaló anoche el representante de la filial Alto Paraná de la CAP.

"En la Coordinadora estamos atentos a estos acontecimientos. Vivimos momentos muy difíciles, donde también delincuentes asesinos están quitando la vida a humildes compatriotas en el Norte del país. Pedimos paz y tranquilidad, que las fuerzas policiales y judiciales actúen con toda firmeza contra los delincuentes", indicó Sanabria.

Dejá tu comentario