Política

Masi denuncia nuevo boicot contra mayor tributo al alcohol y gaseosas

La proyectista cuestiona el intenso lobby para que el aumento no corra. Refirió que la OMS recomienda los impuestos. Detalló el porcentaje que irá destinado a salud, educación y deportes.

La senadora del PDP (Partido Democrático Progresista) Desirée Masi, proyectista del impuesto al alcohol y las bebidas azucaradas, denuncia un nuevo boicot en contra del plan.

Trajo a colación que siendo diputada junto a la liberal Blanca Lila Mignarro ya habían presentado una propuesta similar que por presión de los grupos empresariales había quedado trancada.

“Es impresionante el lobby ya otra vez. Este es el tercer intento que hacemos en 10 años. El lobby de la empresa alimenticia que está en contra de cualquier aumento”, cuestionó la legisladora.

Mencionó que en el paquete también tenían que haber incluido a las comidas chatarras por ser alimentos ultraprocesados con grasas trans. Alegó que esa es la recomendación de expertos nacionales e internacionales.

“Está muy asociado y la evidencia científica es muy directa, sobre todo el azúcar, con el desarrollo de la obesidad infantil y adolescente, luego ya con la diabetes, la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares”, reclamó la senadora.

Mencionó que actualmente las bebidas azucaradas pagan un tributo entre 5% y 7% del impuesto selectivo al consumo, lo cual consideró una burla total y absoluta.

Explicó que los porcentajes están diferenciados a sugerencia de la OMS (Organización Mundial de la Salud), de acuerdo a los gramos de azúcar. “Los que tienen más de cinco gramos pagan más y los que tienen menos, pagan menos”, detalló Masi.

Refirió que ese mismo cálculo se aplica con el alcohol. “Es una recomendación también. Los que tienen mayor cantidad de alcohol –whisky, licores, caña– pagan más por grado de alcohol”, indicó.

destino. En cuanto al destino de la recaudación, en el proyecto está establecido el porcentaje para salud, educación y deportes, y bien especificado en qué programas.

También se indica que los recursos tienen que ser depositados en una cuenta especial y no podrán ser utilizados para fines distintos a los previstos en la ley.

Masi cuestionó los argumentos que utilizan las empresas en contra de los tributos, y alegó que no conoce en el mundo una marca de gaseosa ni de bebidas alcohólicas que haya quebrado.

Sostuvo que la intención es que el impuesto se traslade al consumidor, deduciendo que está demostrado que un mayor costo desalienta el consumo, y esto a su vez disminuye los costos en la atención a la salud.

Refirió incluso que hay casos en que las empresas tienden a diversificar sus productos y comienzan a ofrecer bebidas más saludables “y nunca pierden”.

dictamen. La senadora anunció que la comisión de Hacienda del Senado decidió pedir un dictamen del Ministerio de Hacienda sobre el paquete de impuestos que incluyen, además del alcohol y las bebidas azucaradas, a la soja y al tabaco. Estos tributos figuran en el orden del día de la próxima semana.

Impuesto al alcohol y a las bebidas azucaradas-01.png

Dejá tu comentario