Mundo

Más sanciones de EEUU a Venezuela previo a nuevo mandato de Maduro

El presidente venezolano, que asumirá mañana jueves un segundo mandato de seis años con una sombra de ilegitimidad que presagia más aislamiento internacional, y en la peor crisis económica.

ç

Estados Unidos anunció ayer nuevas sanciones contra Venezuela que apuntan a personas acusadas de beneficiarse de una trama de intercambio de divisas derivada del control de cambio, a dos días de que el presidente Nicolás Maduro asuma su segundo mandato, denunciado como ilegítimo.

Las nuevas sanciones recaen sobre siete personas y una veintena de empresas acusadas de beneficiarse de ese esquema, una lista que incluye a Raúl Gorrín, dueño del canal privado Globovisión.

“Los actores del régimen han saqueado miles de millones de dólares de Venezuela mientras el pueblo venezolano sufría. El Tesoro está apuntando a esta red de intercambio de divisas, que es otro esquema ilícito que el régimen de Venezuela ha usado largo tiempo para robarle a su gente”, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

Venezuela, por su parte, consideró ilegales estas sanciones estimando que “el único que puede imponer sanciones internacionales es el Consejo de Seguridad (de la ONU). Estamos hablando de medidas arbitrarias porque no están contempladas en ninguna ley internacional”, dijo la vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, a la prensa.

La funcionaria subrayó que las acciones “son unilaterales porque las impone un gobierno de forma abusiva, e ilegítimas porque no tienen legalidad alguna”.

desafío a las sanciones. Venezuela presentó además un recurso contra Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) para denunciar dichas sanciones y otras medidas coercitivas de restricciones comerciales en su contra, informó ayer el organismo. Venezuela impuso en 2003 un control de cambios, reservándose el monopolio de las divisas, que vendía al sector privado a tasas inferiores a las que operaban en el mercado negro y este diferencial estimuló la corrupción. A pocos días de que el presidente Nicolás Maduro comience un segundo mandato, tras unos comicios desconocidos por varios países latinoamericanos, el propio Estados Unidos y la Unión Europea, el Tesoro anunció más sanciones, que se suman a las disposiciones que ya afectan a altos funcionarios del gobierno, incluyendo el jefe del Estado, su esposa y varios ministros y líderes chavistas.

Aislamiento. El Grupo de Lima, con la excepción de México, instó el viernes a Maduro a no asumir su segundo mandato y a transferir el poder al Parlamento, lo que Caracas consideró una incitación a un golpe de Estado.

Caracas se acercó más a sus aliados Rusia, China, Irán, Turquía y Corea del Norte, previendo mayor presión internacional. La UE, por su parte, llamó este martes a una nueva elección “libre y justa”, y el jueves la Organización de Estados Americanos (OEA) tendrá sesión extraordinaria sobre Venezuela.

El país, que dejó atrás un pasado de bonanza petrolera, vive una grave crisis institucional, social y económica. Su mayor fuente de divisas, el petróleo, ha caído y la producción ha bajado de 3,2 millones de barriles diarios a 1,13 millones en la última década. Según el FMI la economía se contraerá 5% en 2019, y la hiperinflación alcanzará 10.000.000%.

Dejá tu comentario