Arte y Espectáculos

Más mujeres discjockeys se unen a la ola de la animación musical

La mezcla de músicas con bandejas electrónicas es un oficio que gana terreno entre las mujeres. Ellas se ponen los auriculares y animan la noche con los ritmos que más pegan, siendo la sensación del momento.

MariaG, Giama, Lore Romero y KBD son solo algunas de las tantas mujeres paraguayas que ingresan al escenario de la mezcla musical con discos o pistas para la animación en bares o festivales, marcando desde hace algunos años una tendencia que ahora cobra un rostro femenino dentro del mundo del discjockey.

Las apasionadas de la mezcla son jóvenes que apuestan al rubro, confían en que la escena (retro y electrónica) se diversificará a futuro y consideran que el manejo de las bandejas es lo suyo y no una actividad exclusiva de hombres.

INICIOS. La DJ MariaG, cuyo nombre real es María Núñez Da Silveira (32), revela que su gusto por la música y la influencia de amigos que se juntaban a tocar canciones le introdujo en el mundo de los pinchadiscos, actuando en fiestas de Encarnación.

“Aprendí con mis amigos. Luego hice un curso de DJ en Asunción en Suono Studio. Ahora hago mezcla en consolas modernas y me gustaría tocar los vinilos”, cuenta desde su experiencia MariaG.

Por su parte, la DJ Giama, cuyo nombre real es Gianinne Mallo, se inició en el mundo de las mezclas en el 2015. “Fui vocalista de varios grupos de rock y al pasar los años, me incliné hacia la música house-techno, también influenciada por una película que vi del tema”, expone.

Asegura que su debut fue en un barco, donde la invitaron a una fiesta y prácticamente no tenía idea de cómo usar una consola. “Aprendí viendo tutoriales en YouTube y también con ayuda de un amigo que tenía un controlador”, dice DJ Giama, quien emplea consolas modernas y practica con los vinilos, una modalidad que aún considera “compleja”.

La DJ Lole Romero, cuya identidad es María Lorena Romero Radice (43), se introdujo en el rubro en el 2014, más como un hobby con los amigos, para luego convertir la actividad en su trabajo, cuestión que “jamás imaginó”.

“Me inicié casi a la fuerza. Subí una foto a las redes sociales tocando en un evento de mi familia y desde entonces, no pararon de llamarme”, confiesa DJ Lole, quien sigue aprendiendo los secretos del oficio.

“Las mezclas las hago en el momento. No llevo nada hecho y opero directamente desde la computadora. El estilo musical que toco depende de las personas presentes, sus gustos y la edad que tienen”, menciona, reconociendo que no toca el vinilo y que su fuerte es el estilo de los 90.

En tanto, Karen Díaz-Benza, conocida como DJ KDB, arrancó hacia 2013 y un año después, ya se presentaba en boliches, fiestas y encuentros. “De adolescente me gustó el techno y gracias a una prima, cada año iba a fiestas temáticas de ese estilo. En ese entonces ni imaginaba que tocaría como DJ, pero desde el 2013 amigos y colegas me insistieron a que intente mezclar y así caí en la trama”, reconoce con sinceridad.

Lentamente entró en la escena y participó en fiestas como las organizadas por las DJ DollHouse, además de ser residenta del Garden del bar Sequence y de tocar en otros puntos del país. Tomó clases con los DJ Domingo y Murilo, y asegura que aún sigue perfeccionándose.

“Comencé con lo digital y ya tengo mi colección de vinilos, que voy a comenzar a usar en breve”, relata KDB.

FEMENINO. Las consultadas aseguran que pinchar discos es un oficio para todos y confían en que la escena a futuro se diversificará aún más.

“Las chicas emitimos otras energías en las presentaciones. Me encanta la idea de más mujeres y actualmente estamos varias rondando por las consolas. Estoy fascinada de la presencia femenina en todos los estilos musicales”, asegura la DJ KDB, que espera que la cartelera de los próximos festivales “incluyan” a más mujeres.

“Les digo a mis amigos que las mujeres venimos a sacarles el trabajo –dice entre risas–, ya que es más cool”, indica la DJ Lole, mientras que DJ MariaG, considera que más chicas se deben animar a aprender.

“Que el DJ tenga que ser solo hombre me parece una idea muy machista. Debe haber más chicas mezclando y que se interesen por la música”, considera DJ Giama, mientras que la DJ Victoria Mussi cree “positiva la diversidad” en el rubro, cuya tendencia mundial será creciente.

Dejá tu comentario