Interior

Más de 37.000 personas sin empleo en CDE según registros de ministerio

La cantidad de subocupadas superó los 376.000. Los datos fueron brindados por la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, durante una reunión con miembros de la Cámara de Comercio y Servicio.

La población sin empleo en Alto Paraná asciende 37.427, según registros del Ministerio de Trabajo, divulgados ayer durante una reunión entre la ministra Carla Bacigalupo y empresarios aglutinados en la Cámara de Comercio y Servicio de Ciudad del Este. El departamento cuenta con 830.941 habitantes; de esta cifra, unos 253.478 (30,5%) son menores de 15 años.

“Son compatriotas sin empleo, que representa una tasa del 9%, no es tan alta, ciertamente manejable. Si disparamos políticas públicas asertivas y todos juntos yo creo que podemos ir mejorando bastante estos números”, refirió la ministra de Trabajo.

Mientras que los ciudadanos con subocupación ascienden a 376.830. Se trata de personas generan ingreso de alguna manera. “Esa es la característica de la subocupación. Es una tasa bastante auspiciosa de subocupación en Alto Paraná, no es que sea una ocupación formal con relación de dependencia. De hecho, el nivel de informalidad en el país es muy alta. Es gente que de alguna manera está generando ingreso, ya sea para alguien más en relación de dependencia o como cuentapropista”.

La ministra de Trabajo indicó desde el ministerio que están trabajando en un plan de reactivación del empleo. Recordó que en Alto Paraná se llegó a tener 21.595 trabajadores con compensación económica a través del Instituto de Previsión Social por suspensión del contrato de trabajo. “En plena crisis no teníamos ningún seguro de desempleo para aplicar como hicieron en otros países. Entonces tuvimos que crear la suspensión con subsidio a través de la ley de emergencia y creamos una plataforma electrónica en línea entre el Ministerio de Trabajo e IPS para poder dar respuesta con la premura necesaria”.

AUMENTO. Mencionó que se llegó a tener históricamente 19 suspensiones laborales por año y con la pandemia se llegó a tener 400 por día.

“Ese fue el cambio que nos dio esta pandemia; entonces realmente pasamos por momentos muy difíciles en el Ministerio de Trabajo, ya que era nuestra misma dotación de personal y teníamos que quedarnos 24 horas para poder procesar la inmensa cantidad de solicitudes de suspensión de contrato y logramos dar la respuesta y que se cobren los subsidios a tiempo”.

La medida permitió que el empleador no le suelte al trabajador y le sostenga por 6, 8 hasta un año. “Incluso ahora siguen habiendo algunos trabajadores suspendidos, claro que mucho menos, estamos hablando de unos 3.000 de 101.000 que llegamos a tener en todo el país”.

Refirió que también se aplicó subsidio por aislamiento y se daba cuando el funcionario presentaba síntomas y el IPS pasaba a pagarle el salario, “sin que el empleador tenga que pagar por un servicio o trabajo no realizado”.

En Ciudad del Este también se realizaron muchas verificaciones, pero luego mermaron por la pandemia ante la necesidad de proteger los ambientes laborales. “Evitar que se convierta en foco de contagio”.

Celebró que en Alto Paraná se está reactivando el sector hotelero y de restaurantes, con mucha demanda, por ejemplo, de ayudante de cocina.

Dejá tu comentario