Política

Marito y Castiglioni votaron por el ingreso de Venezuela al Mercosur

Siendo senadores en el 2013, el actual presidente de la República y su canciller obedecieron las instrucciones de Cartes. Para ellos, solo Hugo Chávez era dictador, y ya había fallecido de cáncer.

“Muerto el perro se acabó la rabia”. Este refrán podría resumir la posición que tuvieron el entonces presidente Horacio Cartes, en el 2013, junto a la mayoría de su bancada a favor del ingreso de Venezuela al Mercosur.

Sin Hugo Chávez, ya fallecido a consecuencia de un cáncer, y con Nicolás Maduro al mando del país caribeño, se hizo posible la adhesión al bloque, ya que solamente faltaba la venia paraguaya.

Integraban la Cámara Alta el actual presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y su canciller, Luis Castiglioni.

En esa ocasión fue su correligionario Juan Carlos Galaverna quien justamente habló en defensa de la inclusión de Venezuela al Mercosur.

Trató de justificar el cambio de postura radical de la ANR en el periodo presidencial de Fernando Lugo, que era en contra de Hugo Chávez.

Alegó que como partido de oposición buscaban evitar la instauración de un proyecto bolivariano en la región, bajo el fuerte liderazgo de Chávez, y que cambió con su muerte.

La aprobación de este acuerdo se dio en una sesión extraordinaria el 10 de diciembre de 2013, con dos puntos.

Uno de ellos fue el mensaje del Ejecutivo del Protocolo de Adhesión de la República de Venezuela al Mercosur, que se había firmado en Caracas el 4 de julio de 2006.

El titular del Congreso en ese entonces, el colorado Julio César Velázquez, también intentó justificar el cambio de postura de su sector.

Sentenció que creían que Lugo como presidente y Chávez como miembro del Mercosur serían nocivos para el bloque sudamericano.

“Sabemos que Chávez ya no está y Lugo ya no es presidente. Creo que han cambiado muchas circunstancias y que están dadas las condiciones”, había manifestado.

Otro senador colorado, Enrique Bacchetta, de la misma línea ahora de Marito, dijo incluso que el Paraguay “tiene un corazón grande para perdonar” a Venezuela y a los integrantes del Mercosur.

Es que tras la destitución de Lugo, vía juicio político del Congreso, tanto Mercosur como Unasur habían sancionado a Paraguay, y desde el cartismo se intentó instalar que se podrían restablecer las relaciones en el bloque dándole la venia a Maduro.

el debate. Una mayoría colorada de la mano del Frente Guasu y otros sectores sumaron 29 votos a favor.

Solo 10, entre ellos liberales y Desirée Masi del PDP (Partido Democrático Progresista) votaron por el rechazo.

Hubo algunas ausencias, y una sola abstención, de la colorada Mirta Gusinky.

En su discurso en aquella sesión, Masi había cuestionado la contradicción de Cartes ya que en un comunicado anterior rechazaba el ingreso de Venezuela al bloque, pero que en ese momento estaba operando a favor.

Otra de las que se manifestó en contra fue la liberal Emilia Alfaro, que preguntó incluso qué había detrás de la aprobación del Protocolo.

Los actuales ministros que hoy forman el primer anillo de Marito también dieron su acuerdo a favor de Venezuela como Arnoldo Wiens, de Obras Públicas, y Eduardo Petta, de Educación.

Embed

Con Nicanor comenzó la deuda
El ex presidente de la República y ahora actual titular de la entidad binacional Yacyretá Nicanor Duarte Frutos fue el primero en coquetear con el ex mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, quien ya falleció. Este último había venido al Paraguay y firmaron una serie de acuerdos que luego se calificaron de herméticos, y a partir de allí ya comenzaba la deuda con Pdvsa.Entre los convenios que habían firmado justamente tenía que ver con cooperación energética y, específicamente, el suministro de gasoil y el sistema de pago. Basados en los antecedentes que se manejan y de acuerdo a investigaciones en años posteriores, se dedujo que se acumuló la deuda de Petropar bajo la administración de Ángel Recalde, otro ex titular de Yacyretá. Se cree que la deuda llega a USD 300 millones, pero con los intereses y los recargos, podría trepar hasta USD 500 millones. En el siguiente periodo de Fernando Lugo, se mantuvo ese acercamiento con Venezuela.



Dejá tu comentario