Política

Marito reivindica la milicia y Bolsonaro a Stroessner

El presidente Mario Abdo Benítez y su homólogo brasileño Jair Bolsonaro mantuvieron ayer su quinto encuentro desde que tomaron el mando de sus respectivos países, esta vez, para dar inicio a la construcción del segundo puente sobre el río Paraná, que demandará una inversión de USD 83 millones a ser financiados por Itaipú.

El acto, que se desarrolló en Foz de Yguazú con presencia de las autoridades de ambos países, fue considerado histórico por ambos jefes de Estado porque se da el paso luego de 54 años de la construcción del Puente de la Amistad.

Durante el discurso oficial, el gobernante brasileño Jair Bolsonaro reivindicó las grandes obras de la era de la dictadura.

Destacó la sintonía que tiene con el presidente Abdo señalando que quedaron atrás las viejas ideologías, en relación a la izquierda.

El primero en hablar fue el gobernante paraguayo, quien reivindicó la disciplina militar. “Tenemos que recuperar la disciplina militar los paraguayos, porque el único que se puso el ao po’i es el director brasileño de Itaipú, Joaquim Silva e Luna”, dijo al tiempo de comentar a Bolsonaro que había firmado un decreto que establece que todos los viernes se tiene que utilizar camisa de ao po’i de producción de las artesanas paraguayas.

Bolsonaro le respondió que tiene el corazón puesto en Paraguay. Recordó que ese amor nació hace 40 años cuando integraba la Fuerza Armada de Brasil en Matto Grosso do Sur.

Dijo que tiene mucha emoción y alegría por la obra que están llevando adelante.

“Si en el pasado eran los presidentes militares (João Figueiredo y Alfredo Stroessner) y nos dejaron grandes obras, en el presente los presidentes son paracaidistas“, aseveró ensalzando a Abdo.

Lea más: "Mario Abdo y Bolsonaro inician obras del segundo puente sobre el río Paraná"

PASAJE BÍBLICO. Marito recordó que de pequeño le tocó presenciar la inauguración de la represa de Itaipú, bajo el gobierno de Stroessner, cuyo secretario privado fue su padre, Mario Abdo.

“Para mí es doblemente emotivo este acto histórico donde hemos roto años y años de falta de inversión en compromiso de integración entre Paraguay y Brasil“, aseveró.

El mandatario recordó un pasaje de la Biblia cuando Israel estaba siendo amenazado y el ejército invasor tenía como líder a un guerrero, Goliat, que parecía invencible pero que fue vencido por David (quien creyó en el triunfo).

Comparó a los brasileños y paraguayos con el pueblo de Israel, que tenía el mismo escepticismo para exhortar a recuperar la confianza.

“Han transcurrido 54 años de que Paraguay y Brasil inauguraban el Puente de la Amistad. La primera y la única de interconexión física que une a ambos países. Ese acontecimiento significó el inicio de una nueva era de relaciones entre ambas naciones”, apuntó el mandatario paraguayo.

Destacó que realizaron el cierre financiero de la ruta Bioceánica y que tienen garantizada la pavimentación asfáltica del tramo de Loma Plata y la cabecera del otro puente en la zona de Carmelo Peralta, como otros símbolos de unión con naciones vecinas.

Nota relacionada: "Elogio de Bolsonaro a Stroessner tuvo eco en el mundo"

MEGAESTRUCTURAS. El gobernador del estado de Paraná, Brasil, Carlos Roberto Massa Junior, señaló que están impulsando otras megaestructuras, además del Puente de la Integración, que unirá la ciudad de Foz de Yguazú con Presidente Franco, para convertir a su estado en la central logística de América del Sur.

Sostuvo que el proyecto va a cambiar la movilidad de los dos países con la construcción del segundo puente, que será el mayor puente colgante del país, agradeciendo al presidente de su país de haber puesto en manos de ingenieros paranaenses la Secretaría de Infraestructura para realizar la gran y compleja obra, que es el nuevo puente.

Recordó que ya son los mayores productores de alimentos del mundo.

Dejá tu comentario