Política

Marito no se define y el contralor negocia en secreto con liberales

García negocia con liberales para zafar el juicio político al que está sometido y expone con ello lo peor de la política. El titular del Congreso admite que el contralor podría seguir en el cargo.

El senador colorado y titular del Congreso Nacional, Silvio Ovelar, dejó entrever una inquietud por la falta de una postura concreta del presidente Mario Abdo Benítez, y la ausencia de consensos en el movimiento oficialista Colorado Añetete, sobre temas capitales como el juicio político al contralor Enrique García.

Mientras tanto, anoche hubo una reunión secreta entre García y el grupo Llanista del PLRA (ver material adjunto).

Tras dos extensas reuniones del jefe de Estado con sus legisladores, no hubo una bajada de línea de parte del mandatario, lo que incomoda a Ovelar. El parlamentario expresó que, de seguir esta tesitura de liberar los votos, se corre el riesgo de que García continúe en el cargo.

“El tema contralor no se mencionó (en la reunión del pasado martes), porque una vez más el presidente asumió a comienzos una posición que fue la de escuchar a la defensa, de que seamos institucionales, y con todos los elementos hagamos el mismo ejercicio y debatamos a profundidad; y a partir de ahí ver la posibilidad de tener una sola posición. Si se dividen los votos como en el caso de Martínez Simón, vaya a saber cuál va a ser el final, el contralor seguiría siendo Enrique García”, expresó Ovelar a la 1080 AM.

Dijo que así como no baja línea para la Contraloría, tampoco lo hace para las ternas para la Corte. “Nosotros quisimos hasta el final que él tome una postura, pero Marito sigue siendo muy fiel a su línea de liderazgo, inclusive en casos muy importantes como este (elección de nuevo ministro de Corte). Me hubiese gustado que él siente posición, pero respeto su línea de pensamiento”, agregó.

No obstante, admitió que tampoco es muy convincente la acusación que presentaron los diputados en contra de García. “No fue la mejor, fue pobre la actuación de la defensa”, indicó.

La semana pasada, el presidente admitió que no baja la línea, porque se debe respetar el proceso correspondiente. “Si decimos que somos institucionalistas, tenemos que entender que el Senado se convirtió en Tribunal, ellos van a juzgar y hay que respetar el debido proceso, los senadores lo que van a hacer es escuchar la defensa del contralor y actuar como Tribunal, en este momento, por más de que uno tenga una posición, por el respeto a la construcción de una conciencia institucionalista tiene que respetar el debido proceso; una vez que termine eso, se va a votar”, dijo.

Dejá tu comentario