Marito hizo proselitismo en hospital y Gobernación y reivindica servicio civil

El presidenciable elogió ayer "los avances" en salud pública tras haber visitado el Centro Nefrológico de Paraguarí. Se reunió con los altos dirigentes de la ANR en la Gobernación local en busca de la unidad.

Mario Abdo Benítez hasta hace poco decía en sus discursos que no iba a utilizar los recursos del Estado en la campaña de la Lista 1 y criticaba al oficialismo porque Santiago Peña hacía campaña en entes públicos. Ayer, sin embargo, se olvidó de esa promesa y estuvo haciendo abierto proselitismo en un hospital de Paraguarí y en la Gobernación de dicho departamento, donde tuvo una reunión política con los líderes locales, el presidente Horacio Cartes y otros referentes de la cúpula colorada "para unir a la familia colorada".

"Antes de ir a la Gobernación pasé por el hospital donde vi grandes avances en términos de inversión en tecnología. Hoy hay 11 máquinas nuevas de diálisis", dijo Marito alabando la gestión de Cartes y del ex ministro Antonio Barrios, a quienes solo semanas atrás criticaba fuertemente. Además hizo un compromiso para contar con terapia intensiva en Paraguarí, durante el almuerzo realizado en la quinta Casa Blanca.

Marito volvió a hablar del servicio obligatorio, señalando que la objeción de conciencia no excluye a los jóvenes de hacer otras actividades como la de ser bomberos. "Me ratifico en la necesidad de debatir. Hay una ley vigente que no se cumple en la obligatoriedad de servir a la comunidad. Hay muchas actividades diferentes que se pueden hacer fuera de la institución militar", indicó.

Dijo que los hijos de las madres solteras podrían ser beneficiarios para no caer en las adicciones. "Podemos ver la realidad que viven muchas madres solteras. Los jóvenes en la edad de la adolescencia pueden caer en los vicios por falta de oportunidades que tienen y ahí tiene que estar el Estado para que aprendan un oficio", refirió.

En su discurso, Nicanor Duarte Frutos, quien era el más cuestionador de Cartes, justificó la unidad de los colorados que hasta hace poco eran enemigos, diciendo que es parte del sistema democrático. "Nos critican porque nos reímos juntos, y qué quieren, que lloremos", dijo en guaraní.

Cartes, por su parte, pidió disculpas por los daños que pudo haber causado durante su administración.

Dejá tu comentario