Política

Marito destaca consenso entre la ANR y la oposición

 

El presidente Mario Abdo Benítez formalizó ayer la designación de Alberto Martínez Simón como ministro de la Corte Suprema de Justicia en reemplazo de Sindulfo Blanco. Manifestó que se dio un paso importante en el proceso de renovación de la justicia. Afirmó que no conoce personalmente a Martínez Simón y que tiene la responsabilidad de participar del proceso de transformación de la justicia paraguaya.

“Se ha constituido a través de un proceso que el Senado ha permitido creo que la construcción de una mayoría calificada no solamente de colorados, también el Partido Patria Querida, el Partido Hagamos, gran parte del Partido Liberal, las dos facciones del Partido Liberal”, destacó el presidente de la República, quien ayer realizó una jornada de gobierno en Saltos del Guairá.

Sentenció que Martínez Simón tiene una gran responsabilidad tras el apoyo de la clase política en general. Ni bien la Cámara de Senadores confirmó la designación, el presidente de la República procedió a confirmar la decisión con la firma del decreto presidencial N° 1598.

“Nosotros vinimos para construir una República. La República se construye en base a la independencia de los poderes. Quiero acentuar y significar. La base de la construcción de una República se sustenta en la independencia de los poderes. No queremos estar en un Estado feudal donde el Ejecutivo controla a los demás poderes del Estado”, señaló el mandatario. Insistió que dentro de cuatro años pretende dejar el funcionamiento de la institucionalidad respetando a los demás poderes del Estado.

gobernabilidad. Abdo destacó la importancia de lograr la gobernabilidad principalmente con el Congreso. Justamente la decisión de designar a Martínez Simón se dio luego de la reunión entre colorados cartistas y abdistas en la Junta de Gobierno.

El sector que se mantuvo distante a las decisiones tomadas en el Congreso fue el Frente Guasu, liderado por el ex presidente Fernando Lugo. Este sector en bloque apoyó al candidato Emilio Camacho.

“Vamos a hablar. Es auspicioso el diálogo entre todos. (el jueves) Se dio un gran consenso en el Senado. No solamente fue un acuerdo entre colorados, sino todos los que tienen representación parlamentaria”, destacó el jefe de Estado, quien insistió en que buscará acercamiento con todos los sectores políticos.

La designación de Martínez Simón es el primer paso del acuerdo entre colorados y la oposición. Ahora se aguarda el juicio político al contralor Enrique García, quien tiene el respaldo de los liberales llanistas y algunos colorados.

Añetete comprometió su apoyo para que un llanista sea nombrado presidente del Congreso, a cambio de que un colorado quede en Diputados.

Dejá tu comentario