País

Marito defiende el pacto secreto y dice que no necesita migajas

 

El presidente Mario Abdo Benítez salió al paso de los cuestionamientos y defendió el pacto secreto suscrito con el Gobierno de Jair Bolsonaro para la compra de potencia de Itaipú. Aseguró que no subirá la tarifa de la ANDE en los siguientes dos años.

En un discurso que pronunció ante empresas contratistas, el jefe de Estado comenzó diciendo que Paraguay tiene que ser un país serio. “Ya no podemos ser un país pillo. Tenemos que ser un país serio”, expresó en el litoral del Palacio de López.

El escándalo que golpea a su Gobierno surgió tras la renuncia forzada de Pedro Ferreira como presidente de la ANDE, tras negarse a firmar el acuerdo que permaneció en secreto dos meses.

Abdo Benítez justificó que en el contrato de compra de potencia de energía Paraguay tiene un porcentaje que permite acceder a la energía excedente, que es más barata. “Por años Paraguay accedía a esa energía excedente por encima de lo que le correspondía en el contrato”, aseveró.

El presidente apuntó que su administración empezó a discutir con miras a la renegociación del Tratado de Itaipú en el 2023. Consideró que el objetivo es sentar las bases para decir que hay un país serio que “no necesita migajas de nadie”.

Insistió en que somos serios y que cumplimos nuestro compromiso. “Y vamos a hacer respetar nuestros derechos”, significó el presidente.

peajero. Aseguró que no se va a subir la tarifa por lo menos en los próximos 2 años. Señaló que inclusive le dio instrucciones al nuevo titular de la ANDE, Alcides Jiménez, para redoblar las inversiones en el sistema eléctrico.

“Yo no me quiero sentar a una mesa de negociación con vergüenza, porque yo mismo actúo como un peajero y trato de sacar pequeñas ventajas, en vez de construir credibilidad e integridad y autoridad para el gran proceso de renegociación que vamos a tener en el 2023”, sentenció.

El mandatario dijo que no quiere hablar de administraciones anteriores para dejar de culpar a otro de la realidad.

“Por primera vez en toda la era democrática, hoy están en proceso de licitación obras que realmente permitirán tener una verdadera soberanía energética”, apuntó.

Mencionó la readecuación de la línea de 500 kV, que permitirá consumir toda la energía que genera la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) para el lado paraguayo. “Por primera vez en la historia. De qué soberanía energética podíamos hablar antes de esa inversión”, dijo. Además, agradeció al Congreso que sancionó el crédito para construir las dos líneas de 500 kV de Itaipú que permitirá que dentro de tres años se tendrá posibilidad de consumir la totalidad de lo que produce. Sostuvo que son cuestiones mínimas que requieren para que las autoridades puedan sentarse a la mesa negociadora. Acotó que están invirtiendo USD 1.200 millones para mejorar el sistema eléctrico. Señaló que la ANDE tiene 40% de pérdida y buscarán revertir. Dijo que una vez que reviertan bajarán la tarifa social

Dejá tu comentario