Nacionales

Mario Abdo veta parcialmente ley de jubilación médica

El presidente Mario Abdo Benítez vetó parcialmente el proyecto de ley de jubilación médica. El Poder Ejecutivo acepta que los profesionales se retiren a los 60 años, pero con menos del 100% de su salario.

El ministro de Hacienda, Benigno López, dio a conocer este martes el veto parcial resuelto por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, argumentando que la medida aboga por la sostenibilidad de la Caja Fiscal.

Según explicó el titular de la cartera fiscal, los médicos podrán jubilarse a los 60 años con 30 de aporte al seguro social como lo habían solicitado, sin embargo, no percibirán el 100% del salario, sino el 75% aproximadamente.

López señaló que queda abierta una mesa de diálogo para determinar la tasa de sustitución a fin de llegar a un porcentaje mayor. Detalló que queda pendiente un proceso de incorporación de los contratados en general al seguro social.

Puede interesarte: Jubilación médica: "Si Mario Abdo veta, caerá en una incoherencia"

“Ellos quieren el 100% (de jubilación), pero eso ocurre solamente cuando llegan a los 40 años de aporte, no podemos generar una medida muy discriminatoria como esa”, puntualizó.

Expresó que trabajarán este año en una reforma integral de seguridad social que contemple el aporte de los contratados, con la salvedad de que sus aportes podrán ser devueltos si no llegan a ser nombrados en la institución.

"El reclamo de los médicos es justo, pero hay que buscar una forma en la que no sea discriminatoria. Hay que buscar cómo hacer el financiamiento viable”, sentenció.

La propuesta sancionada en el Congreso contemplaba que aquellos médicos que cumplan 60 años y tengan aportes de 30 años, se jubilen con el 100%, ponderando los últimos 36 meses de su salario. La jubilación obligatoria del sector sería a los 65 años.

El documento pasa nuevamente al Parlamento, donde la Cámara de origen, en este caso Diputados, debe estudiar el veto. De rechazarse la objeción del presidente por mayoría absoluta pasará al Senado, que sería la Cámara revisora, que a su vez también debe votar por el rechazo para que se promulgue la versión sancionada.

Sin embargo, de no lograrse el veto quedará vigente la ley con el veto parcial y el proyecto no podrá tratarse nuevamente en todo este 2019.

Dejá tu comentario