Nacionales

Mario Abdo reconoce que hay déficit en la provisión de medicamentos

Los aislados logros en el ámbito de la salud durante el primer año de gestión del presidente Mario Abdo Benítez se ven opacados por la reinante carencia dentro de las instituciones sanitarias y el continuo reclamo de los médicos ante los recortes presupuestarios.

Salvar vidas a diario se ha vuelto más que nunca toda una hazaña para los profesionales de blanco, quienes deben sortear los obstáculos para paliar la falta de camas, insumos básicos y hasta caminos para llegar a las comunidades más alejadas.

Si bien esta es una problemática que se arrastra desde antes de su administración, las esperanzas puestas en que el panorama podría presentar mayores avances a corto plazo se van alejando lentamente.

Este lunes, durante la lectura del primer informe de gestión, el presidente Mario Abdo Benítez hizo realce de la mejora de 38 Unidades de Salud Familiar (USF) y las obras de otras 40 más para la atención primaria en distintos puntos del país.

Labor que ya se venía impulsando en los últimos años, pero que se constituyó uno de los principales ejes durante su campaña política; tal como lo fue la habilitación de nuevas camas de terapia intensiva.

En contrapartida, sobre este último punto, las estadísticas no juegan tan a favor suyo. Desde el Ministerio de Salud Pública reconocieron que el sistema de terapia intensiva está colapsado, y los pedidos por un lugar en estas unidades se acrecientan conforme pasan los meses.

El mismo ministro de Salud, Julio Mazzoleni, había dicho que se debe duplicar el presupuesto para este sector, que hoy ronda los G. 5.5 billones; sin embargo, actualmente las cifras solo alcanzan para invertir G. 1.500.000 por paciente.

La cifra se sitúa como una de las más bajas en América Latina atendiendo que en otros países se llega a destinar más de G. 4 millones por cada ciudadano, según un informe realizado para el Centro de Estudios de la Economía Paraguaya (Cadep).

“Estamos trabajando arduamente en mejorar nuestro sistema de salud y paliar sus profundas e históricas deficiencias sobre la base de la ampliación de la cobertura de atención primaria de salud, ampliación de la capacidad de respuesta en terapia intensiva y la mejora en proceso de logística de medicamentos”, sentenció.

Déficit en la provisión de medicamentos

Al tiempo de resaltar la “inversión histórica” en nuevos hospitales, el mandatario reconoció que aún no logró solucionar la falta de insumos básicos y medicamentos para los hospitales públicos.

“La falta de insumos y medicamentos sigue siendo un problema en nuestro país, lo reconocemos”, asintió el jefe de Estado.

En pocas palabras, ese crecimiento estructural del cual se jactó se contrapone a uno de los mayores déficits que afrontan los centros hospitalarios, tanto del Ministerio de Salud como del Instituto de Previsión Social (IPS).

Conforme a datos recientes, se invierte nada más que G. 170.000 por cada persona en ese aspecto, teniendo en cuenta un total de siete millones de habitantes.

La inversión es ínfima, atendiendo a que solo el 17% del presupuesto que se destina a este rubro es para la provisión de fármacos, insumos y otros.

En ese sentido, el titular del Ejecutivo adelantó la implementación de seis nuevos módulos en una herramienta informática de stock y logística para agilizar el proceso de compra y emisión directa a proveedores.

“Estas mejoras en infraestructura y tecnología permitirán en el mediano plazo una solución al abastecimiento de medicamentos”, sentenció.

A esta falta se suma la escasez de ambulancias y otras movilidades dentro del sistema público, hecho que ha obligado a cientos de comunidades del interior del país, alejadas del casco urbano, a ingeniárselas para recibir atención médica.

A inicios de este año saltó a la luz una serie de irregularidades y denuncias en el Servicio de Emergencias Médicas Extrahospitalarias (SEME).

Los funcionarios dijeron no contar con equipos de esterilización y estar en un local alquilado que no reúne las condiciones técnicas para que sea un servicio de ambulancia.

En medio de las carencias, Mario Abdo también negó a los médicos la reducción de años de servicio para su jubilación al vetar parcialmente el proyecto de ley de jubilación médica sancionado con anterioridad en el Congreso.

Lea más: Mario Abdo veta parcialmente ley de jubilación médica

Pese a la decisión del Poder Ejecutivo, la normativa fue ratificada por los legisladores y pasaron a regir los 60 años de edad y 30 de aporte para la jubilación del 100%.

Escándalo en IPS

Uno de los escándalos más recientes involucra a la administración del IPS y no solo la que está a cargo de Armando Rodríguez sino también a la que estuvo liderada por su hermano, Benigno López, actual Ministro de Hacienda.

El caso se relaciona con el contrato de la tercerización del servicio de seguridad con la empresa SST Security Service Technology SA, salpicada por supuestas irregularidades para la adjudicación del servicio.

Tras una investigación periodística, se reveló que el IPS iba a pagar un costo muy elevado a la empresa mencionada por el servicio de seguridad.

Nota relacionada: IPS alega "dependencia tecnológica" con cuestionada empresa de seguridad

Por este caso, están implicados el senador Dionisio Amarilla, la productora y consultora María Luz Peña y Óscar Chamorro, uno de los directivos de la empresa de seguridad, quienes aparentemente habrían incurrido en un supuesto soborno para "frenar" publicaciones sobre la firma.

En 2016, Última Hora había publicado que la firma SST Security tenía un sinfín de denuncias, supuestamente, por no pagar a sus empleados o intentar hacerles firmar cheques en blanco.

Aun así, la previsional estaba finiquitando el proceso para adjudicar nuevamente a esta empresa el servicio de seguridad de sus instalaciones administrativas y hospitalarias.

A esta situación se suma la denuncia entablada al titular de la cartera fiscal, Benigno López, a quien acusan de, supuestamente, haber incurrido en delitos de lesión de confianza y defraudación al Estado Paraguayo durante su gestión en la previsional.

La denuncia fue entablada luego de que saltaran a la luz presuntas sobrefacturaciones en la compra de tubos hospitalarios, camillas y mantenimiento de vehículos.

Obras mencionadas en su informe

En su informe de gestión, el presidente hizo el desglose de las obras que pudo concretar en estos primeros meses. Entre ellas, citó la inauguración del primer modelo de gestión integrada en el Hospital Regional de Ayolas.

En este aspecto, mencionó el fortalecimiento del sistema de salud con importantes obras de reacondicionamiento y terminación en los hospitales del IPS situados en distintos puntos de los 17 departamentos.

“El IPS ha avanzado en un total de 19 licitaciones de obras nuevas, ampliaciones, remodelaciones, terminaciones y obras complementarias”, precisó.

Destacó, en medios del aplauso del pleno, la inversión de más de G. 284.000 millones en las localidades de Paraguarí, Caazapá, Hernandarias, Villarica y Luque. Además, un conjunto de obras por valor de G. 504.000 millones para atenciones hospitalarias previstas para finales de año.

Con respecto a la colaboración de las binacionales, resaltó la inversión de USD 12 millones por parte de Itaipú en insumos, medicamentos, ambulancias, hospitales y salas de terapia intensiva.

Dejá tu comentario