Nacionales

Mario Abdo promulga decreto reglamentario de la ley Anita

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, promulgó este miércoles el decreto que reglamenta la ley Anita, que convierte a todos los mayores de 18 años en donantes de órganos, salvo expresa manifestación de oposición ante el INAT.

Mediante el Decreto 2162, el presidente Mario Abdo Benítez reglamentó la Ley 6170/18 que modifica varios artículos de la Ley de trasplantes de órganos y tejidos anatómicos humanos, conocida como ley Anita.

Esta legislación establece que la ablación e implantación de órganos será realizada una vez agotadas todas las alternativas terapéuticas para mejorar la salud, cita el comunicado del Ministerio de Salud.

Será considerada como donante voluntario toda persona mayor de 18 años que no haya dejado manifiesta su oposición ante el Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT).

La negativa también podrá hacerse constar ante el Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional, al momento de la renovación de la cédula de identidad, y ante la Municipalidad de su localidad, al momento de la renovación del registro de conducir. El trámite no tiene costo.

Puede interesarte: Tasa de donantes aumentó con la modificación de la Ley de Trasplante

Las personas deberán ser informadas de este derecho por escrito o a través del sistema que establezca el órgano de aplicación. Tanto el documento de identidad como el registro de conducir consignarán el detalle sobre la voluntad de ser inscripto como donante.

La ley Anita ya fue promulgada por el Poder Ejecutivo el 7 de septiembre del año pasado, luego de un rápido trámite en ambas cámaras del Congreso.

Entre las modificaciones también se estableció que la financiación esté a cargo del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, a través del Fondo Nacional de Salud, del Fondo Nacional de Recursos Solidarios para la Salud, del Fondo Solidario de Trasplantes y de los recursos establecidos en el Presupuesto General de Gastos de la Nación; para cada caso, se gestionarán los recursos pertinentes.

Embed

¿Por qué lleva el nombre de ley Anita?

La ley lleva ese nombre en honor a la pequeña Ana Laura Almirón Riquelme, quien falleció a los 6 años, tras sufrir una miocarditis dilatada.

Tras su muerte, sus padres, Luis Eugenio Almirón y María Elena Riquelme, decidieron donar las córneas de Anita.

El Instituto Nacional de Ablación y Trasplantes (INAT) había registrado varios posibles donantes cadavéricos en aquel año, con muerte cerebral; sin embargo, hubo negativa por parte de las familias a ceder los órganos.

Desde la promulgación de la ley Anita, hace poco menos de un año, la tasa de donantes, en lo que va del año, alcanzó el 2,2% por millón de personas, superando lo registrado en 2018. Además, la tasa de trasplantes aumentó a un 29%.

Dejá tu comentario