Arte y Espectáculos

Maratónico Cosquín Rock cautivó a miles con variedad musical

 

Una importante concurrencia acudió al maratónico festival Cosquín Rock, en su edición paraguaya, que abrió sus puertas desde la tarde de ayer en el Jockey Club, con un desfile musical rocanrolero de la mano de bandas internacionales y paraguayas.

Con una extensa cartelera, que comprendía más de veinte artistas en tres escenarios distintos, el encuentro abrió con las agrupaciones paraguayas que fueron calentando los motores a medida que iba transcurriendo las horas y crecía también el público.

Un ambiente festivo y alegre se vivió en medio de adolescentes y jóvenes, parejas, grupos de amigos y otros más que vestían de un riguroso negro en sus remeras y lucían unos jeans oscuros, perfilando claramente el look roquero de la calurosa jornada.

A tempranas horas la concurrencia disfrutó de los temas de la banda nacional Incorregibles, uno de los primeros en abrir la extensa cita sabatina, que dio paso a otras figuras de la escena local.

En horas de la tarde también fueron muy aplaudidos los locales de Nhandei Zha, The Crayolas y Ripe Banana Skins (RBS).

La jornada comenzó a subir de tono con la llegada de los argentinos de Guasones, que irrumpieron la escena con Pasan las horas seguidos de otros cortes roqueros que desataron una ola de gritos y ademanes de euforia, en medio de las bebidas que corría entre la concurrencia.

La noche fue cobrando más color con el arribo de los bonaerenses de Carajo o los de El Kuelgue, además de los paraguayos de Paiko, La de Roberto y La Secreta que no se quedaron atrás.

Ya cerca de la medianoche y al cierre de esta edición, los uruguayos de NTGV y los mexicanos de Molotov eran los más esperados. Todo esto marcó la intensa jornada musical, que ofreció pruebas suficientes de que el rock sigue más vivo que nunca.

Desde Argentina. El público vibró con Guasones, liderada por Facundo Soto (1° izquierda).WALTER

Dejá tu comentario