Nacionales

Manifestantes simbolizan "muerte política" de Enrique Bacchetta con ataúd

Los escraches contra el senador Enrique Bacchetta frente a su casa no cesan y se cumplen ya ocho días de protestas. Los manifestantes piden la renuncia del político del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, luego de haber criticado una investigación fiscal contra el diputado Ulises Quintana.

Los manifestantes volvieron a empapelar este jueves, por octavo día consecutivo, la casa del senador colorado Enrique Bacchetta, a quien piden que renuncie del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM). Los ciudadanos autoconvocados llevaron un ataúd para simbolizar “la muerte política” del parlamentario.

Entérese más: Paraguayo Cubas busca la renuncia de Bacchetta al JEM

Con bombos, banderas y cánticos los escrachadores consolidan el pedido de renuncia de Bacchetta al JEM, por considerar que ya no cuenta con la moral suficiente para estar al frente del organismo, el cual juzga a magistrados y fiscales y que en los últimos meses se vio envuelto en escándalos que guardan relación con unos audios filtrados, que desnudaron un presunto tráfico de influencias.

Pese a haber pedido disculpas y hasta llorado por sus expresiones en favor del diputado Ulises Quintana, investigado por vínculos con el supuesto narcotraficante Reinaldo Cucho Cabaña, la medida de presión en su contra no cesa.

Le puede interesar: Bacchetta llora, pide disculpas, pero se aferra a su cargo en el JEM

Bacchetta admitió públicamente que se equivocó y pidió disculpas a la ciudadanía por ello, pero los manifestantes de la Comisión Escrache Ciudadano sostienen que debe dimitir al cargo. Las expresiones del senador hicieron que la fiscala Lorena Ledesma, quien investiga a Quintana, haya analizado renunciar.

Por su parte, el senador Paraguayo Cubas presentó un proyecto para que la Cámara Alta inste a Bacchetta a renunciar, pedido que podría ser tratado el próximo jueves, durante la sesión ordinaria.

Lea más: Escrachadores cuelgan paños para las lágrimas de Bacchetta

Dejá tu comentario