Nacionales

Manifestantes piden reunión con presidentes de los tres poderes del Estado

Tras la reunión que mantuvieron miembros de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) con senadores, ministros del Poder Ejecutivo y delegados del Poder Judicial, los dirigentes exigieron conversar con los presidentes de los tres poderes del Estado para llegar a un acuerdo sobre la situación campesina e indígena.

Representantes de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) se reunieron este miércoles con el titular del Congreso Nacional, Silvio Ovelar, ministros del Poder Ejecutivo y otros delegados del Poder Judicial, a fin de establecer una mesa de diálogo.

Fue vocero el dirigente Jorge Galeano, quien expuso los reclamos que presentan desde el sector e insistió en que solo quieren conversar con el presidente Mario Abdo Benítez, y las máximas autoridades del Poder Legislativo, Silvio Ovelar, y Judicial, Eugenio Jiménez Rolón.

Los manifestantes expusieron la exigencia para lograr una mesa de diálogo y un compromiso por parte de los tres poderes del Estado con relación a la situación campesina e indígena, según informó la periodista de Última Hora Claudia Merlos.

Los pedidos principales fueron: subsidios por deudas agrícolas, tierras para producir, restitución de tierras ancestrales para la comunidad Takuara’i y la destitución de la presidenta del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), Ana María Allen.

Los reclamos fueron escuchados por el titular del Congreso Nacional, Silvio Ovelar; el viceministro de Administración Financiera de Hacienda, Óscar Llamosas; el ministro de Agricultura, Denis Lichi, y otros senadores. También estuvieron presentes representantes del Poder Judicial.

“Tenemos una crisis de abandono en gran parte del sector campesino. Tenemos estadísticas que revelan que 700.000 personas están con hambre, y eso demuestra la desigualdad, que a su vez es causada por la concentración de las tierras en manos de pocas personas”, refirió Galeano.

A su turno, el ministro del MAG, Denis Lichi, felicitó a los labriegos por la movilización pacífica y destacó la voluntad del presidente Mario Abdo de buscar una solución a la problemática campesina.

Lea más: Pese a tensión, manifestantes aguardan resultado de la reunión con autoridades

“El Gobierno Nacional escucha el reclamo de los campesinos, y nosotros sabemos que hay muchas deudas históricas con el sistema más vulnerable”, reconoció.

Con relación a los pedidos que manifestó CNI, Lichi planteó establecer una mesa de diálogo en el Ministerio de Agricultura, a fin de determinar el caso de cada productor y, de esa forma, encontrar las soluciones a las falencias.

“Vamos a sentarnos para trabajar en las coincidencias, vamos a construir una hoja de ruta para cumplir con lo que pasa. Somos un Gobierno nuevo y queremos un poco de tiempo para trabajar”, señaló el secretario de Estado.

Por otro lado, otro de los dirigentes campesinos insistió en que el objetivo de los campesinos es hablar con los máximos titulares de los tres poderes del Estado y anunció que permanecerán en la capital por tiempo indefinido para lograr una conversación con dichas autoridades.

“Para nosotros, es muy difícil llegar hasta acá y, lastimosamente, no nos dan la oportunidad para hablar. Acá, si no salís a la calle, no hay conversación, y nosotros creemos que esto se debe cambiar”, afirmó.

Finalmente, la reunión culminó luego de que el presidente del Congreso, Silvio Ovelar, se comprometió a articular una reunión con el presidente de la República y de la Corte Suprema para escuchar a los labriegos e indígenas.

Los dirigentes aguardarán la confirmación de una próxima reunión para sentarse a conversar. Además, anunciaron que no volverán a dialogar si no es con los tres representantes del Estado.

Movilización CNI

Los labriegos que integran la CNI llegaron desde este lunes a la capital para iniciar protestas por tiempo indefinido, en demanda de subsidios por deudas contraídas y tierras.

Este miércoles a tempranas horas, se intentó dar inicio a una gran marcha; pero la movilización no pudo llevarse a cabo porque la Policía Nacional frenó el avance de los labriegos bajo el argumento de la ley del marchódromo.

Más detalles: Policía impone ley del marchódromo para evitar marcha por el microcentro

La normativa establece que las movilizaciones pueden realizarse de 19.00 a 0.00 en los días hábiles. Mientras que los domingos y feriados podrán durar 24 horas, desde las 6.00 de la mañana hasta las 6.00 del día siguiente.

Molestos, los indígenas y campesinos amenazaron con marchar sin importar todas las vallas de seguridad que los rodeaban. La tensión aumentó cuando, pese al fuerte control de los policías y de los cascos azules, lograron avanzar hasta la Catedral de Asunción.

Hasta el momento, los manifestantes se mantienen en inmediaciones de la Catedral.

Dejá tu comentario