Mundo

Maduro inicia un nuevo mandato con el fuerte rechazo internacional

La UE, EEUU y el Grupo de Lima desconocieron la reelección del mandatario venezolano en los comicios del pasado 20 de mayo, boicoteados por la oposición, que los consideró un fraude.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumió ayer un segundo mandato de seis años, declarado ilegítimo por la OEA y ante lo que Estados Unidos y la Unión Europea amenazaron con aumentar la presión contra su gobierno.

Maduro, de 56 años, se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista), en un acto al que no asistió ningún representante de la UE ni de la mayor parte de América, excepto un puñado de mandatarios aliados.

La UE, Estados Unidos y el Grupo de Lima –13 países latinoamericanos y Canadá– desconocieron la reelección de Maduro en los comicios del 20 de mayo, boicoteados por la oposición, que los consideró un fraude. “La UE lamenta profundamente que el presidente Maduro emprenda hoy un nuevo mandato sobre la base de elecciones no democráticas”, indicó una declaración del bloque, que advierte con tomar medidas si aumenta el deterioro de la situación en Venezuela.

En su discurso de investidura, Maduro pidió respeto a la UE. “Unión Europea, detente, no vengas con tu viejo colonialismo, no vengas con tus viejas agresiones”, exclamó el gobernante, quien elogió a los chalecos amarillos que desafían al gobierno francés.

Washington anunció, por su parte, que aumentará la presión sobre lo que el consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, llamo el régimen corrupto. “Venezuela es el centro de una guerra mundial del imperialismo norteamericano y sus gobiernos satélites”, dijo al defender como legítima su juramentación y pedir una cumbre latinoamericana para abordar la situación.

Del Grupo de Lima solo México envió un representante a la asunción, en tanto que asistieron los presidentes de Bolivia, Cuba, El Salvador y Nicaragua y delegados de otros países aliados como China, Rusia y Turquía, a los que Caracas se acercó más previendo un mayor aislamiento.

La desesperanza se palpa en muchos venezolanos, asfixiados por la peor crisis que haya sufrido en su historia moderna el país con las mayores reservas petroleras del mundo.

“Soy un presidente demócrata de verdad”
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer estar listo para 6 años más en el poder como un demócrata en el inicio de su segundo mandato, cuya legitimidad es cuestionada por la oposición local y numerosos gobiernos extranjeros. “Soy un presidente demócrata de verdad”, dijo el mandatario durante su discurso en la toma de posesión que se llevó a cabo en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, y a la que asistieron solo seis jefes de Estado. “Aquí estoy, listo, de pie, para democráticamente llevar las riendas de nuestra patria hacia un mejor destino, hemos cumplido y seguiremos cumpliendo con la constitución, con la democracia y con nuestro pueblo”, prosiguió el mandatario.

Dejá tu comentario