Nacionales

Madre de paraguaya desaparecida en España dio detalles de su último contacto

La madre de la paraguaya desaparecida en España expuso los detalles del último contacto que tuvo con su hija. Aseguró desconocer el trasfondo de lo ocurrido, pero clama que sea encontrada.

El pasado 31 de diciembre, alrededor de las 09.00, doña Miriam conversó por última vez con su hija, Romina Núñez, quien residía en España. En medio de la algarabía propia de la fiesta de fin de año, esperaba ansiosa verla a través de una videollamada al celular por la medianoche, pero el teléfono no volvió a sonar hasta hoy.

Quebrada, confundida y angustiada habló con NoticiasPy y dio detalles del tormento que vive desde que se dio a conocer la noticia de la desaparición de su hija. En medio del llanto, dijo aún guardar las esperanzas de volver a verla cruzar el portón de su casa.

“Me quedé enojada con ella porque no me llamó al llegar la medianoche para felicitarnos, como hacía cada año. Esperé su videollamada, pero no se comunicó con nosotros”, relató la mujer.

Lea más: Guardia Civil española busca a paraguaya desaparecida en una isla canaria

Al día siguiente, el 1 de enero por la mañana, volvió a esperar una comunicación por parte de Romina, pero nada pasó. Por ello, decidió escribirle y, ante la falta de respuestas, la llamó una y otra vez, pero siguió sin señales de ella.

Pasaron los días y no dejó de intentar contactarla, incluso, mediante reiteradas llamadas al esposo de Romina, Raúl Diaz, el español que actualmente está detenido como sospechoso de la desaparición de la paraguaya.

“Ese domingo le dije a Elena, mi otra hija, que sentía mi corazón roto por no saber nada de su hermana. Le conté que le llamé a Raúl y no me atendía, e incluso lo busqué en el Facebook, pero me bloqueó”, contó doña Miriam.

Nota relacionada: Policía española busca registrar casa de paraguaya desaparecida

Recién el 8 de enero el hombre dio señales de vida. Ante la insistencia de la madre, llamó al número de su cuñado y le comentó que nada sabía de la compatriota desde la fiesta de fin de año.

“Empezó con la historia de que mi hija salió esa noche y no volvió a la casa. Me dijo que él también salió y que volvió al día siguiente recién a las 15.00”, detalló. Fue entonces que la madre le reclamó por no haber radicado la denuncia, pese a la cantidad de días que ya habían pasado.

Esa llamada fue el único contacto que tuvo con el principal sospechoso. Sin embargo, los familiares de Romina ya empezaron a movilizarse para que las autoridades españolas puedan intervenir.

Doña Miriam contó que su yerno, tras su detención, declaró ante los investigadores ocho veces y que hasta el momento ninguna versión coincide.

Romina vive en la localidad de Costa Teguise (isla canaria de Lanzarote), España, desde hace siete años y contrajo nupcias hace poco menos de un año.

Las investigaciones realizadas desde la detención inducen a pensar que la mujer falleció, aunque el esposo no reconoce haberla matado sino solo haber mantenido una fuerte discusión con ella la noche 31 de diciembre de 2018, el último día en que afirma haberla visto.

Dejá tu comentario